Impreso
Toma de oficinas de la UPEL se salió de control

Lara | 9:56am | | Ana Paredes

Estudiantes y directivos se gritaban y empujaban entre sí.

Estudiantes y directivos se gritaban y empujaban entre sí. (Foto: Roger Valera)

SOFÍA NUNES.- Desde las 8:00 a.m. hasta pasadas las 11:00 a.m., los estudiantes, personal docente, administrativo, obrero y directivos de la Universidad Experimental Libertador del oeste de Barquisimeto (UPEL) vivieron horas de tensión, cuando un grupo de estudiantes se enfrentó contra los directivos, quienes intentaron reabrir las oficinas de Dirección y Secretaría de la casa de estudios.

El 12 de enero inició la toma pacífica por parte de un grupo de jóvenes que estudia en la UPEL, quienes decidieron cerrar las puertas de las oficinas de Dirección y Secretaría para presionar a las autoridades de la institución mejoras en cuanto a estructura, transporte y comedor, además de denunciar múltiples casos de corrupción.

Desde la fecha varias reuniones y asambleas se realizaron con el fin de llegar a acuerdos entre ambas partes, pero pasaron más de dos meses y la situación seguía igual, razón por la cual, ayer en la mañana, directivos de la UPEL llegaron a la universidad; y con martillos y mandarrias en mano, forzaron las puertas de las oficinas que estaban tomadas y ocuparon sus puestos de trabajo; acción que enfureció a los estudiantes y desencadenó la violencia en el lugar.

Malas palabras, golpes y patadas iban y venían entre los estudiantes y directivos. Los alumnos decidieron hacer una cadena humana en la puerta de la Dirección para prohibir la entrada y salida de quienes estaban dentro de la oficina en la que se encontraba el director decano Nelson Silva, la secretaria del Rectorado de la UPEL nacional Liuval de Tovar, los coordinadores de la Secretaría, la abogada de la institución y varios docentes, que en total eran unas 14 personas.

La situación se salió de control cuando un integrante de los estudiantes lanzó una bomba lacrimógena, cuyo efecto hizo que la mayoría de las personas allí dentro se desmayara por asfixia. Algunos estudiantes también resultaron afectados, pues el gas invadió la universidad y generó desespero en la comunidad de la UPEL.

Iris Villalonga, presidenta de Sintraeta de la UPEL, declaró: “Al final se decidió entrar de la manera como se hizo a las oficinas porque no había tomistas, nadie se quiso hacer responsable de esta toma”, a lo que Jenifer Alvarado, estudiante y representante ante el consejo directivo, dijo: “El decano violentó todos los acuerdos que teníamos, tuvimos hasta mesas de trabajo con la Defensoría del Pueblo, pero todo lo convenido lo violentaron, llegaron a tumbar las puertas, repudiamos estos hechos”.

Los directivos aseguraron que estos actos serán remitidos a la Fiscalía del Ministerio Público, pues aseguraron que la situación “está fuera de control”, al tiempo que aseguraban que los actos ejercidos por estudiantes eran netamente políticos. “Repudiamos estas acciones vandálicas, esos son dirigentes del PPT, tienen actitud violenta, golpearon a trabajadores y a mujeres. Los tenemos plenamente identificados e iremos hasta la Fiscalía”, declaró Villalonga.

El grupo de estudiantes, luego de que fuesen desalojadas las oficinas a raíz del gas lacrimógeno, entró al lugar, repararon los daños; colocaron nuevamente la puerta que había sido retirada.  Aseguraron que la sede continuará tomada hasta tanto no les den respuesta a sus solicitudes, “nuestra lucha no es política, estamos defendiendo a los estudiantes y exigiendo respuesta a los directivos porque la universidad se está cayendo”, sentenció Jorge Peña, estudiante.

Varias personas fueron trasladadas a clínicas, debido al gas lacrimógeno. (Foto: Roger Valera)

Varias personas fueron trasladadas a clínicas, debido al gas lacrimógeno. (Foto: Roger Valera)

Instagram