Impreso
cargando

Opinión | 3:31pm | | Yliana Brett

  • Familias de la zona este de Barquisimeto se encuentran angustiadas ante la imposibilidad de hacer sus compras en forma en un importante supermercado en la avenida los Leones con avenida Madrid debido a la presencia permanente de los “bachaqueros” convertidos en una amenaza pública. GNB y Policía brillan por su ausencia, lo cual permite a estos individuos actuar con entera libertad y amenazando parejo a las personas. Es necesario hacer los correctivos.
  • Viejitos de la Plaza San José comentaban que ciertamente el Gobierno tiene razón con señalar la  existencia de una “ guerra económica”. La Venezuela productiva desapareció, Adiós a las empresas y ahora no se consiguen pañales, papel tualé, jabones, vehículos, medicinas, leche en polvo, detergentes. Se acabó la producción de SIDOR, de Sidetur, de Venalum, Alcasa, Ferrominera y todas las estatales básicas, así como de las fincas de ganado lechero y de carne, de azúcar, café, arroz, Agroisleña y pare de contar.
  • Delincuentes motorizados, algunos de ellos con chaquetas de “mototaxistas” constituyen el gran azote de la quinta etapa de la urbanización El Recreo en Cabudare. Los sujetos, con armas de fuego de alto calibre, atracan parejo durante todo el día y la noche. Aprovechan la inexistencia de patrullajes en la zona lo cual les permite actuar a sus anchas y con total impunidad. Los residentes temen un hecho fatal.
  • En las inmediaciones de La Coqueta, en El Tocuyo comentaban parroquianos que la presidenta de Fundamorán (ente paramunicipal) dependiente de la Alcaldía de Morán, fue separada del cargo sin conocerse los motivos para ello. Ha trascendido que pudiera ser el hecho de existir un gran atraso en los proyectos habitacionales. Los involucrados en el proyecto Caña Dulce debieron tomar la vía Tocuyo-Quíbor en protesta y conocer detalles del porqué del atraso. Lo único que al parecer hizo la dama en el ejercicio del cargo fue despedir a un personal con muchos años de servicio. ¡Así es que se gobierna!
  • Usuarios de Corpoelec reportan que luego de ser “electrocutados” con recibos por 4 y 5 mil bolívares fuertes , les enviaron ahora en una forma de enmendar la plana y de perdonarlos, cobros entre 500 y 600 bolívares. Falta que la empresa eléctrica responda los reclamos por un alza de 200 y 300 bolívares a más de cuatro mil bolívares fuertes en mayo y ahora en junio la rebaja sea como el queso fresco.

Instagram