Impreso
González López agradece captura de “raspacupos”

Sucesos | 12:35pm | | Yliana Brett

González LópezREDACCIÓN ELINFORMADOR.COM.VE.- Un total de 13 integrantes de una banda dedicada a blanqueo de capitales y falsificación de documentos, vinculados con fraude al Estado con las autorizaciones de divisas para consumos en el exterior, fueron capturados en España, Panamá y Venezuela.

Un detenido en Venezuela, nueve en España y tres en Panamá es el saldo de la operación denominada Raspado, impulsada en conjunto por organismos policiales de los tres países, indica una nota de prensa del Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz.

“Agradecemos a Guardia Civil Española por operación Raspado y capturar banda dedicada al blanqueo de capitales”, escribió este sábado en Twitter el ministro Gustavo González López.

Añadió que “reafirmamos nuestra voluntad de cooperar solidariamente, apegados a convenios y acuerdos internacionales. Continuaremos con investigaciones”.

La operación en España incluyó 10 registros domiciliarios (en Córdoba, Zaragoza, Málaga y Madrid) y el hallazgo de gran cantidad de tarjetas bancarias y puntos de venta, así como 11.500 euros en efectivo, señala una información de la Guardia Civil ibérica en su portal web.

“Los detenidos y numerosos ciudadanos venezolanos se aprovechaban de la subvención al cambio de moneda, que para viajes al extranjero ofrecía el Gobierno venezolano, comercializando posteriormente las divisas en el mercado negro”, agrega el comunicado oficial español.

Apuntan que las “investigaciones son fruto de las estrechas relaciones y los fluidos canales de comunicación existentes entre la Guardia Civil y cuerpos de seguridad de otros Estados”.

Autoridades panameñas comunicaron a España a comienzos de 2015 sobre la detección en el país centroamericano de una organización delictiva dirigida desde la nación ibérica, dedicada al blanqueo de capitales y a la falsificación de documentos mercantiles.

La banda, utilizando testaferros, había creado un entramado empresarial para abrir una gran cantidad de cuentas bancarias con la finalidad de proveerse de terminales de puntos de venta de bancos españoles, que posteriormente trasladaban a Panamá, donde los utilizaban en la modalidad defraudatoria vinculada con la autorización de divisas a venezolanos para consumos en el exterior.

La red desmantelada realizaba operaciones ficticias, cargando gastos a tarjetas de los venezolanos, quienes obtenían los recibos falsos de consumos, para luego revender la divisa en el mercado paralelo.

Instagram