Impreso
El índice de escasez del inventario de repuestos automotrices subió a 60%

Lara | 5:07pm | | Ana Paredes

Zuleyvic Adriana Cuicas.- El año pasado el índice de escasez de productos del sector automotriz rondaba el 30%, relación que ha duplicado su cifra negativa a 60%, pues según explica la Cámara de Importadores y Distribuidores de Repuestos del estado Lara no se importan autopartes desde octubre de 2014.

La riqueza del sector que se dedica a importar, distribuir y vender autopartes está en la variedad del inventario. “Para nosotros el negocio no es tener plata en el banco sino en piezas de repuestos que alimenten el inventario”, dice Elías Bessis, presidente de la Cámara de Importadores y Distribuidores de Repuestos del estado Lara  (Cidralara).

Justamente esa riqueza de los almacenes sirvió para aguantar la falta de productos de casi todo el año pasado, cuando se importaron casi 400 millones de dólares en piezas para vehículos, cantidad insuficiente para  este sector que se mantiene  a escala nacional con 1 mil  200 millones de dólares, de los cuales Lara necesita un tercio de esa cantidad por ser uno de los estados con gran cantidad de mayoristas, explica Bessis, quien también es diputado suplente a la Asamblea Nacional.

En el país, estima el presidente de Cidralara, hay unos 30 millones de carros circulando, de los cuales poco más de la mitad es de vieja data y demanda muchos repuestos. Esa situación ha diezmado el parque automotor del Sindicato de Transporte del estado Lara el tiene paradas la mitad de 18 mil unidades entre busetas, autobuses y rapiditos, según detalla Giovanny Peroza, secretario general de ese gremio.

La escasez de piezas automotrices no es el único factor que perjudica al sector transporte, que también está seriamente afectado por el alto costo de los repuestos para sus carros. Y contradictoriamente es un problema que también descalabra a los comerciantes que no tienen posibilidad de adquirir dólar a tasa Cadivi y ni siquiera a tasa Simadi, lo cual les ha dejado como opciones comprarle a grandes importadoras y aumentarle al producto su margen de ganancia o recurrir al mercado negro para comprar divisas.  Ambas alternativas encarecen el precio del producto final.

Bessis reitera que desde octubre de 2014 hasta la fecha –a excepción de los que otorgó el lunes y el martes- al sector que comercializa y fabrica repuestos en el país no se le han otorgado divisas. Y exactamente esta semana el Gobierno Nacional asignó 931 millones de dólares para fortalecer la producción nacional de repuestos para el sector transporte y abastecer la demanda en el país. Según el ministro para el  Transporte Terrestre y Obras Públicas, Haiman El Troudi fueron destinados 400 millones de dólares del Fondo Conjunto Chino-Venezolano; recursos que serán empleados por los fabricantes nacionales de repuestos.

Además a través de SIMADI se están subastando  350 millones de dólares para el sector transporte, en la que solo participarán fabricantes e importadoras agrupados en la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores (Favenpa) y la Cámara Nacional de Comercio de Autopartes (Canidra). Este convenio, lamenta Bessis no favorece a los pequeños y medianos comerciantes, quienes no están inscritos en el Registro de Usuarios del Sistema de Administración de Divisas (RUSAD) y no pueden participar en este tipo de subastas ni han podido participar en Simadi. “Nos cansamos de ir todos los días al banco que nos retuvieran el dinero y que en la tarde lo liberarán”, declara el presidente de Cidralara, quien acusa que el sector se está descapitalizando, pues hasta hace un año el inventario era de productos tenía en su mayoría marcas americanas y ahora casi todos los productos son marcas chinas de menor reconocimiento.

Paralela a la realidad del sector que agrupa Cidralara, el ministro El Troudi precisó que Ejecutivo adquirió 180 millones de dólares en repuestos provenientes de China, que serán vendidos en las proveedurias de transporte y comenzarán a llegar al país en dos meses. Las cuales, no son una alternativa para los transportistas, según denuncia Peroza.

El administrador de la proveeduría de repuestos en Lara, Nelson Torcarte, confronta tal aseveración diciendo que desde el 18 febrero la prooveduría ha entregado poco más de 10.000 cauchos.

“El sindicato automotor dice que necesita 54 mil cauchos semestrales, pues dicen que tienen 9.000 vehículos. Algunos usan seis cauchos, pero no todos, pues otros usan cuatro, argumenta Torcate, quien si bien es cierto que la proveeduría no satisface la cantidad de cauchos y baterías que demanda todo el sector, subraya que están “dando una repuesta importante”.

Estas proveedurías, agrega Bessis, sólo ofertan pocos productos, la mayoría cauchos, baterías, aceite y algunos lubricantes, pero técnicamente el vehículo tiene más de 12 mil partes. “En mi negocio que se especializa en repuestos para tren delantero tengo más de 12 mil ítems, no es tan sencillo”, recalca el presidente de Cidralara, quien cuestiona la oferta de las proveedurías.

Torcate también rebate ese argumento: Todos los meses le envío una comunicación tanto a las líneas del sindicato automotor como a las líneas bolivarianas  y les pido que me indiquen cuáles son las necesidades de repuestos; y hasta ahora sólo dicen que se trata de baterías, cauchos y aceites, pero ninguno, y puedo someterme a la evaluación que quieran hacer, me han pedido repuestos como ni anillos, alternadores ni arranques o cualquier otra pieza del motor que requiera el vehículo.

Pero Peroza también lo desmiente, “lo hemos pedido, él (Torcate) dice eso para quitarse a la gente de encima. Desde que empezó la proveeduría, la cual han inaugurado varias veces, hemos hecho muchas de piezas del motor, cajas, transmisión (…) siempre inventan algo nuevo”.

Instagram