Impreso
La abstención: Enemiga del gobierno y la oposición

Lara | 10:52am | | Yliana Brett

El venezolano vota emocionalmente y la campaña debe trascender. (Fotos: Rafael Rodríguez)

El venezolano vota emocionalmente y la campaña debe trascender. (Fotos: Rafael Rodríguez)

REDACCIÓN ELINFORMADOR/Roselis De Leca.-  Cada vez que se acerca un proceso electoral, son muchas las opiniones que se generan, sobre todo en un país como Venezuela, que vive en una intensa polarización política. Desde ya se comienzan a tejer interrogantes de cómo actuarán los partidos políticos y sus líderes para lograr el triunfo.

Lelimar Narváez, politóloga, advierte que la gran enemiga tanto del oficialismo como de la oposición es la abstención, porque este proceso no goza de preferencia ciudadana, debido a que se nos ha inculcado culturalmente que las únicas elecciones importantes son las presidenciales conjuntamente con las de gobernaciones y alcaldías, aunado al desconocimiento de las funciones específicas que cumple el Parlamento, “saben que hacen leyes pero hasta ahí”. Señaló que los candidatos, por ser una categoría menor conocida, deben ir representados por una figura que ejerza confianza en el electorado.

Como puntos a favor del PSUV, Narváez asegura que a través de los años han logrado mantener una maquinaria estructuralmente sólida, donde existe la unificación de discurso y una capacidad de movilización a la hora electoral, lo que les permite presentarse como opción estable con capacidad de respuesta.

Por su parte, la MUD se plantea como un ente por definición, mas no muestra mayor repercusión en procedencia, ya que arrastra una visible división de discurso, lo que se traduce en oposición dentro de oposición, que no les permite definir un proyecto claro que conecte con el ciudadano; “recordemos que en Venezuela el voto es emocional y hay estudios que lo demuestran, y si no cuentan con una campaña emocionalmente impactante no tendrá transcendencia”, afirma.

Dijo que lo único que pudiera respaldar a la oposición en este momento es el descontento por la grave crisis económica y social por la que atraviesa el país, consecuencia de una ineficiente gestión de gobierno. Añadió que de quedar como minoría en la Asamblea Nacional, los adeptos sufrirán un enfriamiento derivado de las constantes derrotas.

Asimismo, presume que la estrategia a implementar por el gabinete será utilizar las buenas relaciones con Brasil, para inyectarle dinero y productos a Venezuela, por ser ésta la necesidad puntual, y lo que compensaría la disminución de ingresos que ha tenido el país por la baja del precio de petróleo.

En el caso particular de Lara, explica que no hay una figura fuerte y representativa por parte del chavismo, pero que a su vez, persiste por parte del gobernador un discurso complaciente hacia el Ejecutivo, lo que pudiese traducirse como una conveniencia mutua, que tal vez responda a interés de permanecer en el poder. Lo que hace de Lara el epicentro de reveladores escenarios políticos.

De cualquier manera, Narváez apunta que son factores que influyen, pero no son del todo determinantes; lo que realmente impulsará el éxito para alguno de estos dos bandos, será la contundencia de la propaganda que empleen durante el lapso de campaña y su capacidad de movilización para el día final.

Instagram