Impreso
Asesinado en plena reconciliación con su pareja #Barquisimeto

Sucesos | 12:25pm | | Yliana Brett

REDACCIÓN ELINFORMADOR/Angélica Romero Navas.-  “Te gusta andar con motorizados ¿verdad? Si vuelvo a pasar y están esos hombres ahí, ya vas a ver”.  El mensaje está en la bandeja de salida del celular de Alexis . Minutos antes que lo asesinaran, le envió ese escrito a su novia y madre de su hijo. Estaba celoso porque Carlin estaba reunida en el porche de su casa con varios hombres.

Así lo aseguró Marianyi Pacheco, hermana de la víctima, quien cree que la mujer está vinculada al crimen.

Carlin fue testigo presencial del homicidio de Alexis, quien andaba en un carro y a las 2:00 de la madrugada llegó al callejón 1 del sector San Benito, en el Norte de Barquisimeto para visitar a su novia. Como en esa casa no tenía permitido pasar, invitó a su pareja a subirse al vehículo. Estaban conversando cuando de pronto un motorizado comenzó a disparar. Todas las balas fueron para Alexis, quien quedó sin vida frente al volante. La novia resultó ilesa.

Los motorizados que estaban reunidos consumiendo alcohol en el porche de esa casa, huyeron hacia la avenida Intercomunal Barquisimeto-Duaca. Vecinos dijeron que los familiares de Carlin barrieron el porche y recogieron las chapas de las botellas de cerveza que consumieron.

Media hora después avisaron a los familiares de la víctima que residen en El Jebe. Cuando llegaron encontraron a la novia llorando y quien repitió varias veces que ella no tenía nada que ver.

En el lugar se rumoró que uno de los motorizados que estaba en la casa fue quien mató a Alexis porque también mantenía una relación amorosa con Carlin.  Se dijo además que ese sujeto es un funcionario policial.

Los funcionarios de la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, citaron a la dama para que declarara.

Alexis Antonio Pacheco se salvó de un primer atentado. Hace un año, cuando trabajaba como mototaxista, lo tirotearon según versión de los familiares para robarle la moto. Le dieron un tiro en la cabeza y diez en el resto del cuerpo. Tenía antecedentes por porte ilícito de arma de fuego y en 2010 lo condenaron a un año y seis meses de prisión.

Ahora se ganaba la vida ‘taxiando’ en un Daewo Cielo, color blanco, placas AP828T; también vendía ropa y zapatos a crédito.

Instagram