Impreso
Luis Florido: la Asamblea Nacional no busca intervención militar con la Carta Democrática

Nacionales | 6:48pm | | Ana Paredes

REDACCIÓN ELINFORMADOR.COM.VE.- El presidente de la Comisión Permanente de Política Exterior, Soberanía e Integración, diputado Luis Florido, aseguró que la solicitud que hicieron los parlamentarios de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) a la Organización de Estados Americanos (OEA) no busca la intervención militar de Venezuela.

Durante la sesión ordinaria de la comisión, el diputado destacó que la solicitud a la OEA contempla la necesidad de que se active el referendo revocatorio en el país, se liberen los presos políticos, se promueva el respeto del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) hacia la Asamblea Nacional (AN) y se abra un canal humanitario a través de la Cruz Roja o Caritas de Venezuela para la entrega de medicamentos al pueblo.
El parlamentario aseguró que la OEA fue informada de la alteración del orden constitucional en la nación, debido al desconocimiento del Poder Legislativo Nacional. “Con la ruptura del hilo constitucional se justifica la activación de la Carta Interamericana Democrática que anunció el secretario general de la OEA, Luis Almagro”, dijo Florido luego de hacer referencia a que Hugo Chávez Frías validó este mecanismo cuando votó por ella años atrás.

Florido advirtió que no se pretende que Venezuela sea retirada de la OEA, sino que se produzca una resolución a favor de los derechos humanos y el respeto a la Constitución y a los poderes públicos. “Vemos con beneplácito la decisión de Almagro y abogamos para que se implementen los mecanismos que permitan activar los mecanismos aspirados”, precisó. Además, no descartó la celebración de un diálogo efectivo con el régimen.

En ese sentido, el diputado William Dávila en su intervención señaló que la realidad venezolana trasciende sus fronteras. Recordó que los inicios de la Carta Interamericana se consiguen en la doctrina de Betancourt. El parlamentario afirmó que el régimen de Nicolás Maduro está cometiendo un error al “judicializar” el proceso. “Eso es lo peor que pueden hacer, deslegitimar a la Asamblea Nacional a través del Tribunal Supremo de Justicia. Esas acciones en contra del Parlamento desde el máximo tribunal de la nación también es un golpe de Estado. Es fascismo utilizar a unos señores magistrados, que no han sido electos por el pueblo, para que se metan con nosotros”.
Desestimó las advertencias sobre una posible intervención militar en el país, indicando que el régimen está tratando de manipular las acciones de la oposición. “Seguimos apegados al viejo principio absolutista de la soberanía. Aquí no hablamos de intervencionismo. Estamos llamando la atención de lo que ocurre en el país”.
CON INFORMACIÓN NOTA DE PRENSA.

Instagram