Impreso
Ultimado joven de 16 años en el Coreano II tras irrumpir en vivienda #Barquisimeto

Sucesos | 2:00pm | | Yliana Brett

ELINFORMADOR/Wilmary Montilla.- Habrían pasado minutos después de las 11:30 de la noche de este lunes cuando un adolescente de 16 años, en compañía de otros cuatro sujetos irrumpió en una vivienda en la avenida principal del barrio El Coreano II. El dueño de la casa, un hombre de 85 años, sacó una escopeta que tenía para defenderse y la accionó. El muchacho quedó tendido sin vida en el patio de la casa.

El resonar de una detonación quebró la tranquilidad de la noche de este lunes, cuando cinco muchachos aprovecharon la oscuridad para irrumpir en la casa de un vecino en la avenida principal Don Felipe Barras del barrio El Coreano II. El adolescente de 16 años ingresó con cuatro sujetos sin identificar, sin percatarse que el dueño de la casa tenía una escopeta para defenderse.

El hombre, de unos 85 años, notó unos ruidos extraños en su casa, y sacó el arma larga para resguardar su seguridad y la de su hijo, por lo cual apenas notó la sombra de alguien en la oscuridad, no lo dudó y accionó el gatillo. El muchacho quedó tendido sin vida en el patio trasero de la casa.

Familiares de la víctima aguardaban en las adyacencias de la vivienda con la expectativa de saber si era su ser querido quien había fallecido. Cuerpos de seguridad se mantenían herméticos sobre lo que había ocurrido dentro de la vivienda. Un llanto desgarrador de la madre del joven confirmó lo que ya se sospechaba, era el muchacho de 16 años.

Entres sollozos la madre del jovencito explicó que él había salido en la noche pero que no le indicó a dónde iba ni lo que iba a hacer. “Yo no sé qué estaba haciendo él en esa casa. Nosotros vivimos atrás, allí queda una pared por la que se comunica la vivienda”, contaba la madre de la víctima.

Una de sus tías, en medio del llanto, lamentaba “tanto que le decíamos y hablábamos con él que dejara de echar broma en la calle, pero no escuchó…”. Mientras tanto el cuerpo detectivesco realizaba el levantamiento del cadáver dentro de la casa, para poder trasladarlo hasta la sala patológica del Hospital Central.

No era la primera vez
Según versiones de la comunidad recientemente el dueño de la casa había sido amordazado y golpeado dentro de la vivienda. El hombre tiene en su vivienda un espacio donde repara sus camiones de carga, por lo que tenía allí repuestos y también herramientas “que eran de valor para los delincuentes”.

Éstos lo veían como “presa fácil” porque estaba solo con su hijo, que es de condición especial y eran sólo dos personas dentro la casa. Se conoció que también comercializan con arena para construcción y en la casa siempre hay movimiento de entrada y salida de vehículos de carga.

Instagram