Impreso
Laboratorios trabajan a media máquina

Lara | Salud | 8:05am | | Ana Paredes

CELSO PINEDA.- El área de laboratorio del Hospital Central Antonio María Pineda (Hcuamp) no funciona desde hace varios meses. Además, en la mayoría de ambulatorios de Barquisimeto tampoco están practicando ningún tipo de examen médico. La única alternativa que tienen los pacientes es acudir a los laboratorios privados, donde también hay deficiencias.

“Un laboratorio puede ofrecer hoy una muestra, pero mañana no”, asegura Elena Torres, presidenta del Colegio de Bioanalistas del estado Lara, quien considera que existe dificultad para conseguir pruebas hormonales como tiroides.

Además de este examen, pudo constatarse que en la mayoría de laboratorios la prueba de hepatitis, HIV y las inmunológicas, como el chagas dejaron de practicarse en lo que va de año, porque no llegaron más reactivos.
Los exámenes de química sanguínea, como glicemia, urea, creatitinina, también están difícil.

Pero eso no es todo, la mayoría de bioanalistas se han visto en la necesidad de lavar los tubos de muestra para volverlos a usar. Su alto costo obliga a buscar alternativas como esta.

La causa principal de este problema -explica Torres- es porque las empresas distribuidoras no reciben divisas del Gobierno, y esto se traduce a que no pueden importar los materiales y reactivos.

Sobre el costo de las pruebas médicas establecido en Gaceta Oficial, que indica -por ejemplo- que un examen de hematología debe tener un costo de Bs. 120, los laboratorios han optado por dividir el precio. Es decir, ahora cobran la jeringa y la correspondiente aguja (Bs. 150 aproximadamente), el tubo para la muestra (Bs. 300 aproximadamente) y el servicio prestado, que son los equipos técnicos Bs. 500; esto arroja un precio de Bs. 1.070 por esta prueba médica. Los precios varían dependiendo del laboratorio.

Los pacientes tienen la opción de llevar el material descartable, pero en muchas de las farmacias también se volvió difícil adquirir estos materiales, o bien lo encuentran en el mercado negro pero con un costo 10 veces mayor.

Este tipo de examen básicamente permite determinar si en el organismo existen células cancerígenas. Desde comienzos del año se volvió difícil hallarlo en los laboratorios privados de la ciudad. “Los pacientes sufren para poder conseguir practicarse esta prueba”, comenta Torres.

Instagram