Impreso
Ataques suicidas dentro y cerca de Bagdad dejan 27 muertos

Internacionales | 2:39pm | | Wendy Lucena

REDACCIÓN ELINFORMADOR.COM.VE- Dos ataques suicidas dentro y en las afueras de la capital iraquí, Bagdad, dejaron el jueves al menos 31 muertos y docenas de heridos más, según funcionarios.

El más grave se registró en una zona comercial de un barrio de la ciudad, Nuevo Bagdad, en el que al menos 19 civiles perdieron la vida y otras 46 personas sufrieron heridas, dijo la policía.

Otro suicida estrelló un auto cargado de explosivos contra un puesto de control del ejército de Irak al norte de la capital, causando al menos 12 muertos, según oficiales. Entre los fallecidos en la localidad de Taji, a unos 20 kilómetros (12 millas) al norte de Bagdad, había siete civiles y cinco soldados, apuntó un agente de policía. Hay al menos 32 personas heridas más, agregó.

Responsables sanitarios confirmaron el número de fallecidos. Todos los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a informar a la prensa.

El grupo extremista Estado Islámico reivindicó la autoría del ataque de Nuevo Bagdad a través de un comunicado publicado en internet, que explicó que su objetivo eran los miembros de una milicia chií. Más tarde se atribuyó la responsabilidad por el atentado de Taji a través de otra nota difundida también en internet, apuntando que en esta ocasión el blanco eran los soldados.

Hasta ahora no se han verificado la autenticidad de los comunicados, pero se publicaron en un cibersitio insurgente que suelen emplear los extremistas.

En un comunicado, el enviado especial para la ONU a Irak, Jan Kubis, describió los ataques como “actos cobardes”, al decir que “no sólo están dirigidos a infligir una carga pesada sobre la población civil, sino también a debilitar la unidad del país y destruir su tejido social”.

Funcionarios iraquíes consideran que los ataques extremistas son una maniobra del grupo EI para distraer la atención de las fuerzas de seguridad del campo de batalla. Los ataques se produjeron un día después de que fuerzas especiales del ejército avanzaran en Fallujah, feudo de los radicales, en un operativo a gran escala que comenzó el mes pasado y busca recuperar el control de la ciudad.

AP

Instagram