Impreso
En marcha primera prueba real en canal ampliado panameño

Internacionales | 3:02pm | | Wendy Lucena

REDACCIÓN ELINFORMADOR.COM.VE.-El primer ensayo real en las nuevas esclusas del canal ampliado panameño, con el cruce de un barco granelero contratado por las autoridades, está en marcha el jueves a dos semanas antes de la inauguración de la retrasada obra.

El buque de nombre Baroque, que se desplaza sin carga, entró al primero de los tres niveles de la nueva esclusa en el Caribe en un día con buen clima, soleado, sin brisa fuerte y ante la expectativa de las autoridades del canal, los representantes del consorcio responsable de la construcción de las esclusas y de cientos de obreros que trabajaron en la ampliación y que fueron a presenciar el examen crucial.

Los obreros desplegaron una pancarta en que se lee: “Nosotros sí construimos el canal”. El letrero colocado en la planta baja de la principal torre de control de las esclusas alude a cierta molestia de los trabajadores porque no fueron invitados a la inauguración de la ampliación, sólo a las pruebas.

El buque ingreso a la cámara sujetado en la proa por un remolcador al igual que en la popa.

El ensayo tiene lugar en las nuevas esclusas de Agua Clara, en la entrada de la vía interoceánica por el Atlántico, en medio de preocupaciones sobre la seguridad de uno de los sectores que intervendrán decididamente en la nueva operación.

Las autoridades del canal contrataron para este examen la embarcación Baroque que mide 836 pies de eslora y 141 pies de manga, más pequeño que los mega barcos que utilizarán la vía con hasta 1.200 pies de eslora.

La inauguración de las nuevas esclusas el 26 de junio, con más de un año y medio de demora, en un proyecto de 5.250 millones de dólares, duplicará la capacidad actual del canal, atraerá nuevos mercados, como el trasporte de gas natural líquido, y reducirá los costos mundiales del transporte marítimo en unos 8.000 millones de dólares anuales.

Puertos de todo el mundo se han estado preparando para recibir barcos de un tamaño equivalente al de tres campos de fútbol, que pueden llevar más del doble de los contenedores de los barcos actuales.

Los dos complejos de esclusas, uno en el Atlántico y el otro en el Pacífico, operarán sin el sistema de locomotoras que ayudan a centrar y halar los buques para que no golpeen los muros de las cámaras en el viejo canal.

En el nuevo sistema, las grandes embarcaciones serán operadas por pilotos del canal con la asistencia de remolcadores dentro de las cámaras. Esto genera nerviosismo entre los capitanes de remolcadores porque consideran que no han sido capacitados intensamente y enfrentan riesgos.

AP

Instagram