Impreso
En un mes se robaron 8 mil  cabezas de ganado en el país

Economía | 8:29am | | Ana Paredes

ROSA ANDREÍNA GARCÍA.- En Venezuela ocurren por mes entre 1.200 y 1.500 robos de reses. Sólo en el estado Zulia se roban entre 400 y 500 reses al mes, según refiere Carlos Oduardo Albornoz, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga).

La inseguridad sigue ganando terreno en detrimento del sector productivo nacional. Hasta el punto que en un mes se han perdido alrededor de 8.000 cabezas de ganado en el ámbito nacional, esto de acuerdo a cifras de Fedenaga. Aunado a ello, en los últimos siete meses se ha intensificado el desmembramiento de animales, situación que lleva a la quiebra a pequeños, medianos y grandes productores.

“Hasta ahora, las acciones por parte del Gobierno han sido esporádicas”, por lo que la Federación Ganadera en su lucha y acción constante en defensa del sector productivo venezolano exhorta al Ejecutivo Nacional a aplicar un plan determinado para afrontar el flagelo de la inseguridad, el cual somete a toda la población. Entretanto, Albornoz informó que la mañana de este miércoles fueron invitados a una reunión a realizarse el lunes 13 de junio en el Ministerio para la Defensa, día en el cual se podrá conocer con exactitud las acciones a ejecutar.

Animales llevados a Colombia

Werner Gutiérrez, profesor, exdecano de la Facultad de Agronomía de la Universidad del Zulia y asesor de Fegalago, expone que efectivamente en el Zulia se ha multiplicado el robo de ganado, con varias modalidades, una el robo de ganado en pie en las fincas, en lo que indica que en mayo, en dos fincas se robaron alrededor de 350 animales, lo cual fue denunciado suficientemente por las asociaciones de ganaderos, tanto a la Gobernación zuliana y a la Guardia Nacional, a lo que explica “el gobernador, Arias Cárdenas, ordenó supuestamente un operativo especial de sobrevuelo en los municipios Machiques de Perijá y La Villa del Rosario, y se logró ubicar parte de ese rebaño. Sin embargo, al ser recuperados se supo que no eran de estas fincas, sino de otras que también habían sido víctimas de robos. Se pensó que eso pudo haber parado el robo de animal, pero la semana pasada hubo nuevamente dos robos masivos, 120 animales en una finca y 60 en otra, en el municipio Machiques”.

El profesor Gutiérrez acusa que saben claramente, como incluso es común en la zona, conocer la ruta por la cual los animales son llevados hacia Colombia. “Hay sitios plenamente identificados donde los hampones hacen las rutas de los animales, incluso donde los ponen a descansar porque son por lo menos dos días de recorrido”, especula.

Desmembran a animales

Otra de las modalidades de robo que causa alarma en la población es el desmembramiento de animales en potrero, eso se ha masificado en los meses de abril, mayo, incluso en junio han habido hechos similares. “Esto lo hemos denominado carnicería exprés, simplemente el animal es desmembrado en el propio potrero, durante horas de la noche y le son retirados los mejores cortes del animal, y obviamente eso implica la pérdida total del animal”.

Cita que durante la última semana de mayo “fueron sacrificados dos toros reproductores, es decir, que no eran animales para carne de consumo, sino que era un animal que se dedicaba a ser reproductor, y el propietario denunció que los toros estaban comercializados con una empresa que vende semen de toros y ahí obviamente las pérdidas fueron millonarias”.

Un millón de reses perdidas

El asesor de Fegalago calcula que las pérdidas entre 2015 y 2016 sobrepasan las 4 mil cabezas de ganado robadas, sólo en los municipios Rosario y Machiques de Perijá, donde más se ha focalizado está modalidad. Explica que “sucede en estos municipios porque colindan con territorio colombiano, y allí desde hace más de 10 años se lleva un proceso de demarcación de tierras de hábitat indígena”. Recuerda que el expresidente Hugo Chávez cedió alrededor de más 200 mil hectáreas, básicamente a la etnia yukpas, y “fueron zonas en otrora muy productivas, y dos de los municipios más productores de carne en el país, esto abarca 23 fincas asignadas a estos grupos, quienes se han dedicado conjuntamente con la Fuerza Armada Revolucionaria de Colombia (FARC) y frentes del Ejército de Liberación Nacional (ELN) a robar ganado y trasladarlos hacia el lado colombiano no sólo el que roban, sino que la modalidad de comprar ganado del lado venezolano y pasarlo al hermano país pasa en los estados Zulia, Táchira y Apure”, y estima que según declaraciones de los propios voceros de la Federación de Ganaderos de Colombia, se habla que posiblemente Venezuela ha perdido un millón de cabezas de ganado en los últimos tres años, no sólo el rebaño bovino, sino también bufalino, este último ha cobrado fuerza. Ese negocio de trasladar ganado a Colombia es porque allá se paga cuatro veces más que aquí, y por eso se ha modificado el secuestro, enfatiza Werner Gutiérrez.

“Desde el año 2005 denunciamos que sería aliviadero del lado colombiano y el Estado venezolano complacientemente ha permitido que en esa zona se refugie la guerrilla colombiana, y no hemos visto una acción contundente por parte de la GNB, no actúa contra estos grupos irregulares en la zona, nadie sabe por qué y es un hecho público, y conocen las rutas por las cuales son desplazados los animales a través de territorios yukpas y nadie hace nada. “Con esto estamos produciendo una merma importante del rebaño, incluso se han sacrificado animales de alto mestizaje, animales que le ha costado mucho tiempo y sacrificio al productor para llegar a un mestizaje de alta calidad y de alta productividad”, expresa Werner Gutiérrez.

En Confagan atentos

Carlos Andrés Díaz, presidente de Confagan – Lara, también rechazó la situación que ocurre de manera campante en el estado Zulia, donde los delincuentes agarran los animales, se los roban para comérselos y otros para venderlos matan sin importar si son vacas lecheras o no. “Nos hemos reunido muchas veces y nada. A quienes manejan la cartera agrícola y de alimentos se les fue de las manos la producción del país”.

Llama a los cuerpos de seguridad a que salgan a los campos agrícolas, cita que en Río Claro, en Las Delicias y Portachuelos, de la parroquia Juares, municipio Iribarren del estado Lara, son atracados productores y les roban sus animales. “Nos hemos reunido mucho veces y nada. Los militares y los cuerpos policiales que vayan a los campos y se instalen aunque sea unos días. Si no tenemos respuesta de los organismos de seguridad nosotros mismos vamos a resolver, esto está quebrando a los agricultores, una vaca de 40 a 60 litros, con pedigrí Carora, Holstein, Cebú Brahma, cuesta más de 500 millones de bolívares y si no es de raza se pierden hasta 400 mil.

Ladrones cargan con todo
Oswaldo Álvarez, productor del municipio Torres del estado Lara, declara que el hambre produce que se incremente este fenómeno, y la inflación en alimentos. Indica que todas las semanas roban en La Pastora y Montañas Verdes, según conoció recientemente en la zona de Río Tocuyo se robaron una res y la desmembraron, y aunado a ello los ladrones se llevan equipos, bombas eléctricas, bombas para pozos de perforación, transformadores, batería de tractores, repuestos. Ya no respetan si es campo. Roban equipos de riego y eso sin duda atrasa todo el proceso productivo.

Luis Corobo, miembro de la Asociación Civil Productores de Semilleros de Campo Lindo y Campo Alegre (Aciprosemcla), denuncia que no solamente son las reses, los chivos, hay productores que les han quitado las estructuras, las mallas de sus cultivos protegidos, y cada malla de 4 a 5 metros cuadrados cuesta cerca 650 mil bolívares. “El daño que se causa, se roban motobombas, sistema eléctrico, equipo de fumigación, en la semana suceden entre dos y tres robos en fincas. Y el problema es que no hay donde acudir. Estamos organizados para frenar a estos malhechores, pues desde hace seis meses la delincuencia nos ha atacado con más fuerza”.

Este martes en una pequeña finca de Portachuelo en Río Claro fue robada una vaca, y la sacaron a la quebrada San Rafael, la desmembraron para sacarle los mejores cortes de carne, y dejaron el cuero guindado en un palo. Un animal de 200 kilos en pie cuesta Bs. 800 por kilo, por lo que pierden más de 200 mil bolívares por la medida chiquita, dicen los pequeños productores. Era un caserío sano, pero desde hace meses la delincuencia los azota, tenemos miedo, dicen productores que resguardan su integridad. En campo adentro, en Las Delicias, Tres Palos, Río Amarillo, Las Goteras también atracan hasta cuatro veces por semana. “La situación está muy fuerte, los delincuentes no perdonan hora y se llevan sábanas, ropas, la comida, animales y todo lo que encuentran a su paso.

100 animales perdidos en el Zulia. Puede tener connotación desde el punto de vista sanitario, cuando ingresa el animal a matadero hay un médico veterinario que certifica, y en estos casos son sacrificados sin salubridad, lo que puede traer un problema de salud pública de incrementarse el sacrificio en potreros, advierte Werner Gutiérrez. Esta modalidad de robo está cobrando fuerza en Lara, Guárico, Táchira y Apure.

Instagram