Impreso
Sundde desmonta cadena especulativa de importadoras y distribuidoras de carne

Economía | 12:22pm | | Ana Paredes

REDACCIÓN ELINFORMADOR.COM.VE.- El superintendente nacional para la defensa de los derechos socioeconómicos, William Contreras, describió el desmontaje de la cadena especulativa que mantenían empresas importadoras y distribuidoras de productos cárnicos en el país.

El titular del ente fiscalizador puntualizó que el principal objetivo de las investigaciones y operativos que realiza Sundde es para demostrar al país cuales son los mecanismos de la guerra económica que direccionan sectores desestabilizadores, así informó en el programa En 3 y 2 transmitido por Venezolana de Televisión (VTV).

Contreras asegura que “esto no tiene nada que ver con problemas en las políticas del gobierno nacional, pues cuando se desmonta la cadena especulativa nos damos cuenta de que existe un proceso de intermediación de recursos y además de violación del derecho al pueblo al acceso de los alimentos”.

El Superintendente, destacó que una empresa importadora domiciliada en el estado Nueva Esparta, denominada Despan, C.A., compra a Argentina 660 toneladas de carne de bovino, y especifica que las toneladas detectadas pertenecen a tres grandes intermediarios donde además existen empresas maletín.

Estas corporaciones alimentan el desabastecimiento, la especulación, desestabilizan la económica y además atentan contra el pueblo,  simulando que prestan un servicio logístico, pero en realidad desvían la carne para venderla a restaurantes y cadenas de comida rápida.

Estas empresas importadoras y distribuidoras de carne mantenían un margen de ganancia hasta de 10 mil %. Estas empresas incurren en los delitos de especulación (Art. 49), boicot (Art. 53) y acaparamiento (Art. 52) tipificados en la Ley Orgánica de Precios Justos.

Enfatizó que el respaldo del pueblo a los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) es evidente, “el pueblo está claro en quién es el enemigo. El objetivo es producir y creer en el compromiso de los productores primarios para garantizar el alimento a los hogares venezolanos”.

Seguidamente, reiteró que los 78 mil 648 kilos de carne de bovino retenidas por la institución fiscalizadora serán puestas a la disposición de los Clap para la distribución a las familias venezolanas.

CON INFORMACIÓN NOTA DE PRENSA.

Instagram