Impreso
Camioneros viajan con temor a saqueos en las vías

Lara | 9:17am | | Yliana Brett

REDACCIÓN  ELUNFORMADOR/Fraymar Pagua R.-  “Antes de salir de la casa me encomiendo a Dios para que me proteja a mí y a la mercancía en la carretera”, dice Juan José Lucenas, quien se dedica al traslado de rubros como tomate y pimentón, desde el poblado de Anzoátegui, municipio Morán al Mercado Mayorista de Barquisimeto; y que debido al aumento de saqueo de camiones en avenidas y autopista, teme por su vida y en el mejor de los casos que la mercancía no llegue a su destino.

Desde que comenzaron los saqueos de camiones cargados de comida y hasta animales en diferentes puntos de Barquisimeto, decidió tomar algunas previsiones como aumentar el número de trabajadores que le acompañan.

“Antes me ayudaban dos personas, ahora tengo que pagar tres más porque la inseguridad está fuerte, no sólo en la carretera sino también en la ciudad”, insistió.

Entretanto, Neudo Giménez ha tenido que cambiar, en varias oportunidades, la ruta prevista, para evitar ser saqueados. “Yo traigo mazorcas de maíz al Mayorista. Ahora ando más prevenido en la calle porque están saqueando mucho, cada vez que veo un grupo de gente a orillas de carretera lo que hago es cambiar la ruta y evitar pasar por allí”, destacó.

Las mismas medidas de prevención debe usar Pedro Lara, un camionero que recurrentemente viaja desde Coro, estado Falcón a Barquisimeto. “En la calle hay que estar pendiente porque la cosa está fea, como la gente no encuentra comida en los comercios quiere arrebatársela por las malas a uno”. Además, indicó que cada vez que viaja al Mayorista cambia sus rutas, para evitar que en las comunidades adyacentes lo tenga chequeadito.

Los trabajadores del volante de vehículos de carga pesada aseguraron que dejaron de viajar de noche, debido a que ahora no sólo se someten a los riesgos de ser despojados de sus pertenencias sino que también los pueden saquear. Es por ello, que en su mayoría prefieren madrugar y viajar temprano, para ya en horas de la tarde estar de vuelta a sus hogares.

“Hace unas semanas a uno de mis compañeros se le espichó un caucho en Cumaremo, estado Falcón y mientras lo estaban reparando llegó un grupo de personas y lo único que le dijeron fue ‘déjate saquear el maíz’, al chofer no le quedó de otra, porque en las carreteras tampoco hay suficiente vigilancia policial, ya a las 5:00 de la tarde los policías quitan alcabalas y se van a dormir”, destacó.

Buscan alimentos
Yilber León, quien trabaja con el traslado de cebolla desde Quíbor a Barquisimeto, aseguró que quienes transportan vegetales y frutas corren menos riesgos de ser saqueados en la carretera, que aquellos que transportan productos escasos como la harina, pasta, azúcar, arroz y aceite.

“Tengo varios amigos que han sido víctimas y hasta los amenazan con matarlos”. Destacó que esta, además de la escasez, es otra de las razones por las que en Mercabar no se encuentra este tipo de alimentos.

Reunión con los militares
Gersón Padrón, productor y presidente de la Asociación de Productores de Papa de Táchira (Propatáchira), destacó que desde hace 15 días se ha incrementado el riesgo para los camioneros, pues por donde transitan la gente está como cazando cualquier vehículo de carga pesada para saquearlo.

“En ese lapso han sido asaltados por lo menos 22 carros en todo el país siendo Tinaco y Tinaquillo, en el estado Cojedes, los sectores más afectados”. Informó que en los próximos días se reunirán en el Fuerte Tiuna los transportistas de carga pesada con el alto mando militar, para plantear la problemática y tratar de buscar soluciones.  “Muchos camioneros prefieren no hacer este tipo de trabajos”.

Se les afincan en alcabalas
Los camioneros denunciaron que a pesar de cargar la guía de la Superintendencia Nacional de Silos, Almacenes y Depósitos Agrícolas (SADA) al día, igual deben estar dándole al menos 100 bolívares a los funcionarios de distintos cuerpos de seguridad que montan alcabalas en las carreteras y avenidas.

“Uno pasa la tarjeta con Bs. 100, pero a veces piden más, depende del cargamento y de la zona a donde uno se dirige”, comentó un camionero, quien aseguró que en ocasiones ha cancelado hasta 600 bolívares en al menos cuatro alcabalas desde Trujillo a Barquisimeto. “Quienes no cargan la guía prefieren pagar y que les dejen pasar antes que le coloquen la multa que es bien costosa”.

 

Instagram