Impreso
Cinco empresas de pastas  se paralizan por falta de trigo

Economía | 11:47am | | Wendy Lucena

REDCCIÓN ELINFORMADOR.COM.VE/Rosa Andreína García-El sector pastificio presenta una situación crítica por la falta de trigo durum para la fabricación de pastas. No hay barcos parados ni se tiene conocimiento de alguno que esté por arribar a puertos venezolanos cargado con esta materia prima. Como consecuencia de cuatro a cinco molinos que producen sémola para hacer trigo se paralizarán esta semana. Se conoció que dos ya paralizaron producción.

Las 10 empresas afiliadas a la Asociación Venezolana de la Industria de Pastas (Avepastas), producen un poco más del 90 % de la producción nacional, la cual se ubica en 30 mil toneladas por mes. Las otras industrias nacionales, unas nueve, son familiares y artesanales y representan poco menos de 5 % del total de la producción en el país. Cuatro de las industrias más grandes del país representan 70 % de la producción, y de las que se paralizarán está semana representan 50 % de la producción en Venezuela, la cual se verá afectada en lo sucesivo.

Según investigación realizada por EL INFORMADOR este lunes se paralizaron dos de los grandes molinos, y al término de esta semana se paralizarán otros dos. De acuerdo a fuentes de la industria de la pasta se conoció que el Ministerio para la Alimentación y el conglomerado del Trigo todos los viernes recibe los reportes globales de la situación del sector con fecha corte al día o del día anterior, y por ende, ya están enterados de la situación de los suministros de materia prima, y del riesgo por la falta de inventarios de pasta en el país.

El abastecimiento del trigo durum no es el único problema, pues los principales insumos como material de empaque, cintas transportadoras, encimas para industrias panaderas, trigo panadero, galletero y para todo uso también presentan fallas que comprometen el abastecimiento.

La situación está más crítica. Este martes se tuvo conocimiento de un barco de apenas 30 mil toneladas de trigo panadero, el cual escasamente alcanza para unos 10 días. Mientras que las panaderías requieren alrededor de 90 mil toneladas mensuales. En el caso de trigo para pastas ya se está cumpliendo el plazo de quince días para que se paralice el sector por falta de la principal materia prima.

Hasta el año 2015 los molinos venezolanos importaban sus propias necesidades, pero desde que se constituyó Corpovex, este organismo es el que importa de acuerdo a sus logísticas, y hace los suministros también de acuerdo a su decisión. “Las empresas individualmente no están importando. Los inventarios están agotándose y se requiere de 40 a 45 mil toneladas de trigo durum para producir las 30 mil toneladas al mes, pues con cada tonelada de trigo se producen 750 toneladas, según datos de la industria de pastificio.

La regulación es parte del problema, pero en mayor grado las importaciones de pastas, antes las importaciones eran 1 % de la producción anual, es decir, 3 mil toneladas y era para delicateses, pero las estadísticas del 2015 dan cuenta que se importaron casi 40 mil toneladas, que equivalen al consumo de mes y medio.

Reporte nacional
Según reporte nacional “el más reciente anuncio lo hizo el Sindicato de los Trabajadores de la Industria de la Harina (Sitra-Harina) al alertar que hasta el 20 de junio tienen inventario para producir pasta en la sede de Cargill, en Vargas, que se encarga de elaborar para las marcas Florentina, Mimesa, Milani y Ronco.

Instagram