Impreso
Falta de gas obliga a cerrar comedores de la UCLA

Lara | 4:56pm | | Ana Paredes

ANDRÉS ARAYA.- Desde este martes, el paro de dos de los comedores de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA) por falta de gas, trajo como consecuencia que 300 estudiantes se queden sin el servicio de almuerzo y cena. Sin embargo, los directivos de la casa de estudios continúan gestionando para equilibrar los precios por bandeja, evitar que el ahorro energético entorpezca sus labores y buscando los recursos para reiniciar las clases en el decanato de medicina.

Nelly Velásquez, vicerrectora académica de la UCLA, informó desde el martes se paró el comedor por falta de gas, en la sede de Agronomía y Veterinaria y en el decanato de Administración y Contaduría. Sin embargo y como plan de contingencia, las autoridades trasladaron a los estudiantes hasta el decanato de Ciencias y Tecnología y Medicina, para que no les falte el alimento.

Pero allí se pudo solventar las comidas de unos 400 estudiantes, sin embargo, otros 300 quedaron sin comer.

Velásquez informó además que el jueves 2 de junio, tuvieron una reunión  con la Viceministra para el Vivir Bien Estudiantil y la Comunidad del Conocimiento, Eulalia Tavares, con la finalidad de articular esfuerzos en pro de los alumnos.

También se están haciendo mesas de trabajo con el Ministro del Poder Popular para la Alimentación, Rodolfo Marco Torres y Jorge Arreaza ministro para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología. Con la finalidad de determinar los costos por bandeja del comedor.

“En una primera etapa estos ministerios están asumiendo los proteicos, que son la carne, pollo y cochino. Ahora estamos tratando de encontrar los carbohidratos, vegetales, hortalizas y frutas, es por ello que asistieron también los presidentes de las redes de Mercados de Alimentos (Mercal) y Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos (PDVAL)”, detalló.

Otro de los problemas que enfrenta la universidad, se presenta con el racionamiento eléctrico, pues por lo general los cortes energéticos son de 10:00 a.m. a 1:00 p.m. y de 4:00 de la tarde a 7:00 la noche, el primer horario entorpece las labores del comedor pues se hacen los preparativos para el almuerzo y en el segundo horario se sirve la cena.

Es por ello que Velásquez, envió un escrito al presidente de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), solicitando que el racionamiento se implemente en otro horario, sin embargo, no han tenido respuesta alguna.

En Medicina

La vicerrectora académica, explicó que para que las clases se reinicien en el Decanato de Ciencias de la Salud, es necesario que se hagan las reparaciones necesarias de las bombas hidroneumáticas que surten de agua a la sede.

También que se haga el mantenimiento correspondiente al sistema de enfriamiento integral que además funciona con agua. “Hemos acudido ante la Oficina de Planificación del Sector Universitario (OPSU), y sostuvimos una reunión con su directora Marjorie Cadenas, para que se concedan los recursos necesarios para que se pueda reparar el sistema y con ello iniciar las clases. La universidad no cuenta con el dinero para solventar esta contingencia, por lo que continuamos tocando puertas”, informó.

Instagram