Impreso
Precio de verduras y hortalizas se eleva 400%  #Lara

Lara | 12:12pm | | Yliana Brett

REDACCIÓN ELINFORMADOR/Giovanny José Durán.- La papa se mantiene en 1.000 bolívares el kilo y la cebolla por kilogramo alcanza 1.500 bolívares, pues según los comerciantes los proveedores le venden el saco de 45 kilos a 100.000 bolívares.

Todo aumentó a un precio demasiado elevado, dice Cecilia Piña, encargada de un local donde vende verduras, hortalizas, aliños verdes, entre otros rubros del campo. Manifiesta que los precios no se detienen y lo que más le sorprende es que la yuca y la auyama, que eran los productos más económicos, “dieran un salto”. Detalla que el saco de auyama lo compró en 25.000 bolívares y fue ofrecido para la otra vuelta en 30.000 bolívares.

La diferencia de aumento del saco de verduras oscila entre 2.000 bolívares y Bs. 3.000, y cada semana todo llega con nuevo precio.

Otro comerciante, expresó que debido al costo que tienen las verduras y hortalizas, las ventas han bajado, no obstante, hay días en que se mantiene movimiento pero es porque la clientela pide medio kilo, incluso hasta 300 bolívares del producto. “Ahorita la gente lo que lleva es muy poco, no hay compras grandes como antes y uno tiene que fijar precios nuevos, porque desde el campo todo llega caro” , expresa.

“Yo compro lo que voy a usar en el día y listo, porque ya ni se puede preguntar precios”, dijo Juana Montes, quien luego pidió a un vendedor que le pesara cuatro cebollas y unas cuantas vainitas. La cuenta sumó casi 800 bolívares. Mientras otros compradores quedaban asombrados, sobre todo por el precio de la yuca que hasta hace tres meses, el kilo la compraban a 200 bolívares, lo que equivale a 400% de aumento.

Combos
Comercia ntes ta mbién ofrecen en sus puestos unos ‘combos’ o bolsas a 1.000 bolívares y contienen plátano, papa, auyama, mientras que otras tienen cilantro, repollo, papa y yuca. “Eso si sale rápido porque es oferta”, dijo el vendedor Marcial López.

SEGURIDAD
A propósito de los robos en los mercados municipales, comerciantes han resguardado sus puestos con rejas para evitar que delincuentes carguen con la mercancía. Aseguran que la pérdida es millonaria cuando los hurtan.

Instagram