Impreso
Cañicultores migran a otros cultivos por baja rentabilidad

Lara | 11:02am | | Wendy Lucena

REDACCIÓN ELINFORMADOR.COM.VE./Pedro Timaure-La caña de azúcar ha producido en los tocuyanos una dualidad de sentimientos; por un lado el reconocer la absoluta dependencia con respecto a rubros, además concentrado históricamente en pocos propietarios, pero por otro lado el paisaje y el trabajo del cañamelar forma parte de la identidad morandina. Nada dulce y menos empalagoso es enfrentar la confesión de la industria azucarera nacional que asegura que la producción “es nula”.

Edgar Contreras, gerente general de la Sociedad de Cañicultores del municipio Morán, fue claro y raspado al ser consultado por la grave situación en cuanto a la producción de caña se refiere: “De la caña pasamos a la siembre de hortalizas y pasto”.
Ingenios azucareros, productores, abastecedores del mercado nacional se vieron totalmente forzados a trabajar al ritmo de los planes oficiales que dio como resultado una baja sustancial de la producción, al tiempo que aparecía el fenómeno de la corrupción, menciona.
Ante la nueva realidad y falta de pago a las inversiones expropiadas y el daño a los activos, los cañicultores pasaron a la siembra de hortalizas y pasto, otro grupo significativo de técnicos se fueron del país por no comulgar con el credo de la “revolución”. Igualmente se tiene problemas con los abonos, herbicidas y pesticidas, así como otros elementos que potencian el esfuerzo en el campo.
Contreras señaló que en el mejor de los casos quedan 750 hectáreas en el Valle de El Tocuyo. Además las causas por las cuales desaparecerán las siembras de caña tiene que ver con el proceso de precios. Los ingresos por azúcar no cubren los gastos de producción. Otro caso grave para los cañicultores tiene que ver con azucarera Pío Tamayo, que tiene 14 meses totalmente paralizada. Es por ello que nos hemos visto en la necesidad de enviar la caña a otros centrales.

A duras penas se han enviado 25 mil toneladas de caña. Aquí se ha venido incrementando es la producción de leche con 80 mil litros diarios, así como las siembras de hortalizas, maíz y pasto. Es decir, cultivos cortos que son más rentables que la caña de azúcar.
Otro de los males para que la producción de caña de azúcar desaparezca en El Tocuyo, es la red de distribución del producto, que se ha agravado dadas las fallas en la reposición de cauchos, baterías, bujías y demás autopartes. Y entre tantos factores negativos se suman el meteorológico que merma el rendimiento de las cosechas y las políticas de sueldos y salarios implementadas por el Ejecutivo, que una industria de pocos momentos dulces puede sobrellevar, dijo, Edgar Contreras.

Instagram