Impreso
Derrame de combustible subterráneo contamina al este de Barquisimeto

Lara | 9:22am | | Wendy Lucena

REDACCIÓN ELINFORMADOR.COM.VE./Rafael Castillo-Un derrame subterráneo de combustible estaría afectando la salud de moradores de diferentes urbanizaciones ubicadas en el este de la ciudad, situación que debe ser inmediatamente atendida por entes que tienen relación con el tema, tales como PDVSA, Ministerio del Ambiente, Hidrolara, Alcaldía de Iribarren y el Cuerpo de Bomberos de Barquisimeto.
Tal situación afecta a vecinos de las urbanizaciones El Parral, Barici, Nueva Segovia y Colinas del Turbio, de acuerdo a la situación planteada por Alfredo Álvarez, en atención a una denuncia de dichas comunidades que generó un informe técnico del Cuerpo de Bomberos, ente al que se le solicitó su intervención.
Dicho informe deja constancia sobre la certeza de las denuncias formuladas, referidas a un derrame de combustible en el sistema de drenajes de la ciudad, específicamente en las urbanizaciones antes mencionadas.
Se detectó la presencia de algún tipo de combustible en las aguas servidas, así como en las aguas de lluvia que son recogidas en este sector y que luego son depositadas en el río Turbio, mediante una torrentera que llega al lecho del cauce, gracias a un curso embaulado a tal efecto.
Esto permite alertar sobre una contaminación ante los citados organismos con competencia en el área, tomando en consideración el grave peligro que reviste para la ciudad y en especial para esta área urbana la presencia de combustible en el sistema de alcantarillas, circunstancia que podría devenir en lamentables acontecimientos, cuyas consecuencias no son fáciles de determinar.
El combustible servido de esta manera a las aguas del río Turbio, sin duda alguna contribuye a contaminar el acuífero más importante de la ciudad, los vecinos del área ya manifiestan severos malestares por la presencia del fuerte olor a combustible.
Entretanto, vecinos de Residencias El Valle, optaron por retirase al domicilio de otros familiares cercanos, mientras la situación de contaminación cede, pudiendo señalar que mascotas y personas de la tercera edad han sido los más afectados por esta situación.
La comunidad organizada espera por los buenos oficios y más certeras actuaciones de los organismos, pues llevan dos semanas soportando el mal olor del combustible.
Cabe destacar que los bomberos inspeccionaron el sitio por medidas de seguridad y valoración de riesgos al colector de aguas servidas en la avenida Terepaima de dicha urbanización, detectando el origen del problema, ya que el combustible proviene de una tubería que conecta con el drenaje público que da al sótano de una empresa de seguros ubicada en la avenida Lara con calle 11 de la urbanización El Parral, en la que se localizó un tanque subterráneo de agua, al que al extraer el líquido se detectó la contaminación.

Instagram