Impreso
“La gente está adelgazando  aceleradamente por falta de comida”

Lara | 9:19am | | Wendy Lucena

REDACCIÓN ELINFORMADOR.COM.VE./Giovanny José Durán-La falta de alimento está desencadenando una desnutrición alarmante. Las personas pierden siete kilos en un lapso de tres meses porque se sustentan a base de carbohidratos y no consumen proteínas ni liquidos, debido al costo de esos alimentos. La escasez de productos de primera necesidad somete a los venezolanos a una “dieta suicida”, afirma Luzmila Leal, médico internista.

De 10 a 15 pacientes con edad comprendida entre 28 y 40 años, que acuden a consulta semanal, manifiestan pérdida de peso, adelgazan hasta siete kilos en un lapso de tres meses y lo que resulta más alarmante son los niveles de hemoglobina, que en el hombre el valor debe alcanzar 15 mientras que en la mujer 13; en ambos, actualmente varía entre 9 y 10 lo que hace vulnerable a sufrir complicaciones de salud.
Así lo explica Luzmila Leal, médico internista, quien califica tal situación de gravedad, porque eso es consecuencia de la desnutrición galopante que sufren las personas por no estar bien alimentadas y todo gira en torno a la escasez de productos de primera necesidad a los cuales se estaba acostumbrado a consumir regularmente.
Se trataba -dice- de una dieta rica en proteína, carbohidrato y líquido, que ahora se ha reducido drásticamente, en muchos casos, a una sola comida que no sustenta y por tanto los pacientes manifiestan un adelgazamiento, no por una dieta estricta que prescriba un médico sino porque no se consume lo debido. Insiste en que una dieta se cumple por motivos de salud, pero ahora todos son sometidos a algo obligado.
“Yo hago una dieta por ejemplo eliminando carbohidratos, pero manteniendo el nivel de proteína y el nivel adecuado de nutrientes como los aminoácidos que son sumamente importantes y sobre todo vitaminas que nos aportan las frutas y los vegetales” -detalla la especialista, quien añade que eso no lo cumple la persona primero por el alto costo que tienen esos productos y segundo por la severa escasez que existe. “Es una dieta suicida”.
La dieta casi siempre es exigida por los médicos, en ciertos casos; uno de estos es cuando la persona sufre hipertensión, diabetes, afecciones cardiovasculares, pero no en otras condiciones. No obstante, la carne, pollo, pescado, huevos y leche no se deja de consumir definitivo.
La galena lamenta que la salud de los pacientes renales se vea comprometida, aún más, porque requieren el consumo de componentes alimenticios (proteína, carbohidrato y líquido). Esos pacientes están graves, añade.

Cefalea, gastritis, desmayos
La médico internista, Luzmila Leal, explica que el cuerpo humano manifiesta consecuencias. “Si tienes hambre, te duele la cabeza. Si comes mal o no te sustentas adecuadamente vas a sufrir de gastritis y otros trastornos digestivos; definitivamente, si no comes bien hasta te desmayas y eso se está observando tristemente en los niños”.
A propósito de esa situación, recalca que con los niños hay una consecuencia grave porque, precisamente por su desarrollo físico y mental, deben alimentarse diariamente, pero ahora ellos padecen por la falta de productos, se ha atrasado su desempeño escolar y terminan mareados y desmayados en las escuelas. “No te responden tan siquiera en sus actividades deportivas porque la desnutrición los está afectando”, cuestiona.

Es triste -agrega- que actualmente el pueblo venezolano esté pasando por el lamentable momento donde los niños, adultos y personas de la tercera edad no puedan alimentarse como debe ser y sin poder acudir a los complementos vitamínicos, porque si no se está bien sustentado la vitamina no nutre, explica.
La anemia también está arropando a las personas. “Una cosa enlaza la otra. La gente se está adelgazando aceleradamente y aunado a eso llegan con cuadros anémicos todo por una sola causa, falta de alimentación” expone la médica internista. Los trastornos digestivos por el consumo de masa de maíz con alto contenido de cal están a la orden del día.

Instagram