Impreso
El impacto del trastorno bipolar en la sociedad requiere un tratamiento intenso

Salud | 6:46pm | | Ana Paredes

REDACCIÓN ELINFORMADOR.COM.VE.- La enfermedad bipolar es un trastorno del afecto que se caracteriza por la alternancia entre la depresión y la manía, con períodos de equilibrio afectivo. El impacto que tiene en la sociedad exige que sea abordado con constancia e intensidad, dado que es una enfermedad que no se cura.  Puede ser que los episodios se espacien en el tiempo, pero siempre habrá la posibilidad de repeticiones periódicas. En consecuencia, la meta de los tratamientos es conseguir episodios de menor frecuencia e intensidad.

El Dr. Álvaro G. Requena, psiquiatra del Centro Médico de Caracas, explica que el trastorno bipolar es una condición que afecta diferentes facetas de la vida del enfermo. Lo puede conducir a la pérdida de la capacidad laboral, aislamiento, descenso en la escala social, problemas judiciales, enfermedades vasculares y metabólicas, e incluso, el suicidio.

“Ante un caso de bipolaridad, por lo general, la familia y amistades cercanas se sienten perturbadas por el comportamiento del paciente”. Ante esta situación, el psiquiatra recomienda apoyar al paciente. Sin embargo, resalta la importancia de no confundir la ayuda. “No se trata de sustituir a nadie en sus responsabilidades. Es colaborar con apoyo emocional y hasta económico”. Mantenerse actualizado sobre la enfermedad y compartir la información es de gran utilidad para la recuperación el paciente.

Causas

Señala que el trastorno bipolar tiene múltiples causas. “La herencia genética es una de ellas, aunque hasta el momento no se ha podido precisar el cromosoma específico, ni los genes que puedan participar en su aparición”.

El uso excesivo de algunos medicamentos y drogas, eventos traumáticos, pérdidas y duelos severos, estilos   de vida desordenados, alternancias en los estados de ánimo, actividad física irregular, falta de sueño, desapego familiar y social, así como padecer de traumatismos cerebrales y patologías relacionadas con el sistema nervioso central, son otros factores incidentes.

El psiquiatra plantea un componente importante y poco estudiado: “Las conductas inadecuadas o anormales por el uso de estimulantes, alcohol y drogas pueden generar un comportamiento similar a la bipolaridad (fenotípica) que la impulse y establezca con el tiempo”.

Diagnóstico y tratamiento

Desde el punto de vista biológico no se conocen marcadores confiables para el diagnóstico del trastorno bipolar, por lo que el principal método es la valoración psicopatológica a través de la entrevista y la historia clínica.

Esta patología se puede tratar de diferentes maneras. En la farmacoterapia, el uso de medicamentos como el carbonato de litio y los anticonvulsivantes son primordiales por su capacidad para lograr la estabilización del paciente. La psicoterapia individual también juega un papel clave. “A través de esta se puede generar mayor conciencia sobre la enfermedad, adhesión al tratamiento y mejoras en el estilo de vida del paciente”.

Nota de prensa.

Instagram