Impreso
Con tiros en la cabeza ajustician a tres hombres en Quibor #Lara

Sucesos | 8:08am | | Yliana Brett

REDACCIÓN ELINFORMADOR/Eliseth Córdova.-  Una noche sangrienta fue la que vivió este lunes la población de Quíbor, tres jóvenes fueron asesinados dentro de una casa, cuando se encontraban reunidos y a punto de comerse unos tostones que habrían salido a comprar minutos antes de que tres sujetos armados irrumpieran la vivienda y sometieran a todos los presentes.

Las víctimas de este ataque quedaron identificadas como Alexis Enrique Silva Escalona (21), Yerfri Alexander Ballestero Graterol (22) y Yoander Antonio Jiménez Fernández (21), siendo este ultimo el dueño de la casa donde se cometió el crimen Eran aproximadamente las 7:30 de la noche del lunes, cuando en la vivienda 108 de la calle 3, del sector Villa Bicentenario, los hombres vestidos de negro, con gorras negras y con chalecos antibalas, ingresaron a la vivienda donde se encontraban los tres jóvenes, la esposa de Yoander con su bebé de dos meses y el hermanito de 12 años.

Todos fueron obligados a ponerse contra la pared, mientras que los sujetos pedían que no le miraran la cara.

“Ellos entraron y dijeron que nos quedáramos tranquilos.

Los muchachos no entendían qué estaba pasando, yo me salvé de que no me asesinaran porque mi bebé comenzó a llorar y me metí en el cuarto”, comentó Jhoanna Rodríguez, esposa de Yoander.

Con silenciadores
Testigos del hecho aseguraron que las armas de los asesinos tenían silenciadores, ya que los disparos se escucharon muy bajo, cada una de las víctimas recibió un tiro en la cabeza.

En el sector se rumoró que un carro y una camioneta, de color negro, estarían esperando a los hombres en la esquina de la calle. Muchos presumieron que se trababa de “el Gobierno”, por todas las características que tendrían estos hombres En la casa quedó sin vida Yoander, mientras Yerfri, que vive a pocas casas de donde fue asesinado, fue llevado hasta la emergencia del hospital de Quíbor en compañía de Alexis.

Ambos fallecieron minutos después de haber ingresado.

“No habían tenido problemas”
Familiares de Yoander y Yerfri aseguraron desconocer si ellos habrían tenido un problema con alguien.

La esposa de Jiménez dijo que él trabajaba como albañil, pero siempre estaba de su casa al trabajo, y más desde hace dos meses que nació su pequeña.

Sobre Yerfri se conoció que también trabajaba como albañil cuando le salía algún ‘trabajito’ y era el segundo de siete hermanos. Mientras que Alexis, quien era el único que no vivía en el sector sino en la comunidad Playa Bonita, se ganaba la vida como vigilante de una empresa privada.

Funcionarios de la División de Investigación Contra Homicidios del CICPC Lara, serán quienes se encarguen de dar con los responsables de este hecho. Este sería el primer triple homicidio que se registra en la región en el mes de junio.

Noche sangrienta en Quíbor
Otro de los asesinatos registrados la noche del lunes en el municipio Jiménez fue el de Luis José Flores, de 19 años de edad.

El joven se encontraba durmiendo en su casa, ubicada en la comunidad Primero de Mayo, en Quíbor, cuando unos sujetos entraron a robar y cuando el muchacho salió a ver qué pasaba los delincuentes lo atacaron.

Al parecer los hombres aprovecharon que todos los vecinos de la zona dormían, ya que eran las 10:30 de la noche cuando entraron a robar en la vivienda.

Cuando estaban a mitad del atraco fue que José Luis salió de su cuarto, los sujetos al verlo le dispararon y huyeron de la casa con una bombona de gas, el teléfono fijo y el celular de la víctima. Se conoció que el hoy occiso trabajaba en unos sembradíos de cebolla, y habría llegado a las 6:00 de la tarde a su casa cansado y se acostó a dormir temprano. La familia afirmó que era un buen muchacho y muy trabajador.

La encuentran en su casa
Mirella, una de las vecinas de la urbanización Jacinto Lara, en Quíbor, fue encontrada sin vida dentro de su casa por una hermana este lunes en la tarde.

Aunque de la victima solo se supo su nombre, ya que familiares no quisieron dar declaraciones, se conoció que sería una hermana que vivía con ella la que la vio dentro de su baño, en posición fetal, maniatada, y supuestamente con una bolsa en la cabeza.

La mujer al ver esta escena corrió a buscar un vecino para avisarle que algo malo le había pasado a su hermana, pero al llegar se dieron cuenta de que ya estaba muerta.

Nadie supo qué fue lo que pasó, ya que de la casa no se llevaron nada y ninguna puerta fue forcejeada. La señora, de unos 50 años de edad, se la pasaba sola en la casa, ya que no tuvo hijos ni estaba casada. Sólo la hermana era quien llegaba de Barquisimeto y se quedaba con ella. Funcionarios del CICPC serán quienes con sus investigaciones esclarezcan este caso.

Instagram