Impreso
Ante la crisis las familias compran comida por cucharadas

Economía | 7:59am | | Ana Paredes

GIOVANNY JOSÉ DURÁN.– Ante la abrupta caída del poder adquisitivo, en las bodegas ya es común la venta de “teticas” de azúcar, leche, arroz, café, avena, jabón en polvo y botellitas con aceite.

La pérdida de peso y la desnutrición genera chistes, pero también preocupación. Los compradores dicen que resuelven medianamente el día.

“Aquí hay horas de locura todos los días”, dice Cristian Cuicas, quien tiene su bodega en un sector populoso al oeste de Barquisimeto. Cuenta que de 11:30 am. a 12:00 del mediodía y así como de 6:00 a 6:30 de la tarde los vecinos llegan por montón comprando la comida en gramos, por lo que diariamente arma hasta 50 unidades, solamente para vender en la mañana, pues todo depende de la venta que es ‘full’. “Yo vendo diario en bolsitas, por ejemplo, seis kilos de café. Por cada kilogramo salen 25 y si el cliente requiere más se le pesa. Aquí no duran el café ni el azúcar cuando la vendemos así, en bolsita”.

Igual sucede con el arroz, se vende por medio kilo en 800 bolívares, mientras que 250 gramos de leche vale 1.000 bolívares. Unos 750 gramos de jabón en polvo cuesta 300 bolívares y de azúcar Bs. 300. Medio litro de aceite alcanza Bs. 1.600.
Debido al alto precio de los granos, éstos son vendidos de medio kilo en adelante, dice el comerciante. Aunque en el mercado Terepaima ofrecen 250 gramos en Bs. 1.200.

Alberto Pérez dijo que las bodegas están llenas de bolsitas y que “uno lamentablemente tiene que caer en eso porque si se compra por kilo vale un ojo de la cara”. Un kilo de café cuesta 4.000 bolívares, el arroz Bs. 2.500, la harina ya la tienen en 1.700 bolívares y si usted va y comprar el kilo de azúcar tiene que tener Bs. 3.000. La gente se la lleva de una vez porque eso se consume todos los días”.
Mayra Baldayo es comerciante y dice que en las bodegas se ofrece todo eso por montoncitos, “pero hay que comprar como cinco para que rinda” responde Coromoto Dobobuto, quien ha comprado las “teticas” de comida.

Gran parte de los productos tienen precio regulado, no obstante éste es obviado y los pequeños comerciantes alegan que a ellos les revenden la mercancía. Incluso en el Mercado Mayorista de Barquisimeto (Mercabar), en donde les venden bajo condición de que el sobreprecio no se refleje en la factura. Así evaden cualquier sanción, en caso de que sean descubiertos.

En las zonas foráneas del estado Lara la venta de productos básicos en bolsitas ha proliferado considerablemente, al punto que se han abierto negocios nuevos donde se expenden como si nada, pero los precios son extremadamente altos porque son “bachaqueados”.
Entre la calamidad, hay quienes añoran “el sábado o domingo de mercado”, luego de cobrar la quincena. Hoy todo un reto, por la escasez y la inflación anualizada que según especialistas en junio cerró en 487%. La canasta alimentaria cuesta 277.432,88 bolívares y el sueldo mínimos Bs. 15.051; mientras que el bono de alimentación es Bs. 18.585. Esto indica que vestidos y diversión están cuesta arriba.

Las interminables caminatas y filas para comprar alimentos  son el ‘pan de cada día’, según compradores. La situación se ha agravado  porque  en locales de comerciantes asiáticos la mercancía no llega con la misma frecuencia que antes. En los negocios donde surgen alcanza para pocas personas.  Compradores denuncian que hay acaparamiento y autoridades dicen amén.

Instagram