Impreso
cargando

Opinión | 12:23pm | | Ana Paredes

En momentos tan complicados para la patria es necesario tener calma y profundidad de análisis prospectivo. Es conveniente beber sabiduría en las fuentes para ganar experiencias y ver cómo nuestros mayores salieron adelante en las gravísimas crisis de soberanía e independencia que debieron afrontar.

Cuando revisamos la actualidad venezolana encontramos a los voceros de la desgracia que ignoran los grandes avances de lo hecho en Revolución. Solo resaltan los déficits, obviamente sin aportar la menor propuesta de solución. Lo veo claramente en la Asamblea. Ruido, gritadera, obstruccionismo, falta de criterio común.

Hoy el corazón se me estremece al rendir homenaje a mis paisanos de Margarita que el 31 de julio de 1817, en el Cerro Matasiete, solo con palos, coraje, piedras e ingenio, derrotaron a la poderosa fuerza imperialista española comandada por el pirata y sanguinario general Pablo Morrillo.

La Batalla de Matasiete fue un enfrentamiento entre las fuerzas independentistas comandadas por Francisco Esteban Gómez y el invasor y poderoso ejército hispano. Los margariteños, en gran inferioridad numérica, se atrincheraron en el Cerro Matasiete, ubicado a las espaldas de La Asunción y resistieron a los invasores de Morillo.

La batalla fue feroz, los españoles cargaron frontalmente presionando a los defensores. El mismo general Esteban Gómez desenvainó su sable y combatió a los españoles recibiendo varios balazos. En Juan Griego y Pampatar también los nuestros dieron muestras de patriotismo naciente que hoy agradecemos. Enormes ejemplos de grandeza que deben servir para unirnos. Miren quienes omiten a Matasiete y saquen conclusiones.

¡Patriótico abrazo para todos!

Instagram