Impreso
Padre e hijo fallecen en siniestro aéreo en Yaracuy

Sucesos | 8:35am | | Wendy Lucena

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VE./Celso Pineda-Nuevamente el Aeroclub de Barquisimeto se viste de luto con el trágico deceso del piloto privado Pasquale Antonio Caradonna Grassa (49), quien acumulaba más de 50 mil horas de vuelo, según narraron algunas de sus amistades. Un desperfecto mecánico en la Cessna YV1821BE que piloteaba pudo ser la causa para que este sábado, a las 5:20 de la tarde -según el reporte oficial- se precipitara sobre una zona rural del municipio Peña, jurisdicción yaracuyana.
La aeronave también era tripulada por el único hijo del piloto, un adolescente de 16 años de edad; ambos fallecieron calcinados. Se conoció que a las 5:10 quedó registrada la salida del vuelo en la central del Aeropuerto Internacional Jacinto Lara, el mismo se cumplía por hobby, probablemente para visualizar unos galpones que son propiedad de la familia Caradonna y se encuentran ubicados en la población La Piedra.
Manifiestan algunos habitantes del sector La Piedra, que la aeronave durante dos minutos aproximadamente dio muchas vueltas en círculo, quizá maniobrando, hasta que finalmente su piloto no pudo más y se desplomó sobre un maizal. Un voraz incendio consumió como 50 metros cuadrados del sembradío, y dejó achicharrado, como era de esperarse, el Cessna.

 


Presuntamente el mayday -que es una señal de auxilio cuando se está en emergencia- fue realizada por el piloto como lo indican las reglas aeronáuticas universales. La única respuesta que aparentemente obtuvo, fue de un helicóptero comercial que se aproximó a la avioneta, que no paraba de dar vueltas en círculo, pero su ayuda llegó tarde porque igual se precipitó. Luego del siniestro, el helicóptero siguió su rumbo.
Por su parte, los baqueanos se comunicaron con los Bomberos de Yaritagua y también con Protección Civil de Yaracuy, quienes se encargaron de sofocar el incendio y recuperar los cadáveres.
De manera inmediata empezaron a llegar parientes de las víctimas, entre ellos la esposa de Pasquale y madre del jovencito. Por un momento se desplomó al observar el siniestro, una escena que probablemente nunca imaginó ver.
La pasión de Pasquale, relató una amiga, era pilotear su aeronave. Desde hace más de 20 años se integró al Aeroclub Barquisimeto. Lo que más disfrutaba era sobrevolar en sus tiempos libre con su hijo y esposa.
Pasquale es un reconocido empresario del estado Lara, propietario de la fábrica de pastas La Especial, situada en la Zona Industrial II de Barquisimeto. Sus padres, italianos, llegaron a la ciudad crepuscular posterior a la Segunda Guerra Mundial y desde entonces se forjaron como ejemplares empresarios.
El único hermano de Pasquale también observó el siniestro. Con las dos manos sobre su cabeza, no podía creer lo que veía. Gritaba de desconsuelo, de impotencia, mientras el humo brotaba de los restos de la Cessna.
Una comisión del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) arribó a Piedra Arriba para colectar elementos de interés y elaborar un expediente con el diagnóstico oficial del accidente.

Instagram