Impreso
Zanahoria, ñame y ocumo están fuera de oferta

Lara | 9:10am | | Wendy Lucena

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VE./Giovanny José Durán-Desde hace dos semanas Cecosesola distribuye 50 toneladas más de verduras y hortalizas para un total de 750 que se ofrecen a las tres ferias: Oeste este y zona industrial cada fin de semana. Sin embargo, esta semana la zanahoria, ñame y ocumo no están a la venta por el alto costo. Otros rubros abundan y a precios más económicos en comparación con la oferta de calle.

El kilo de ocumo, ñame y zanahoria se cotiza en algunos mercados de Barquisimeto en Bs. 1.500. Aunque en las ferias de las hortalizas se ofreció hasta la semana anterior, este fin no están a la venta, precisamente, por el alto costo y prefieren invertir en otros rubros.

“Eso está muy costoso”, dijo Geovanny Torres, trabajador asociado, quien detalla que el abastecimiento a las tres ferias de la Central Cooperativa de Servicios Sociales en Barquisimeto ha sido continuo, al punto que ya se distribuyen 750 toneladas entre viernes sábado y domingo. No obstante, resulta poco para la demanda de compradores de las frutas, verduras y hortalizas; los precios son módicos comparados con los ofrecidos en otros establecimientos.

Actualmente en la “feria grande”, como ellos le llaman, el kilo se oferta en 570 bolívares y feria pequeña en Bs. 320. Ahí esta la razón de la masiva asistencia, comenta.

Acerca del precio del ocumo, ñame y zanahoria, manifiesta que se debe al alto precio que los productores pagan por la semilla y los fertilizantes y eso impacta en el precio de venta al público.

Aunque son tres rubros que tienen venta cada fin de semana, a los compradores se le ofrecen opciones como papa, yuca, auyama, tomate, cebolla, entre otros que no fallan en las ferias y que mientras en otros comercios los precios espantan a consumidores, las ferias de Cecosesola ubicadas en Ruiz Pineda, Las Trinitarias y Barrio Unión son una oportunidad.

Víveres abarrotados
Debido a la situación país en los ultimos tres años se ha incrementado la cantidad de usuarios, incluso de otros estados del país; tanto, que ha obligado a ingeniarse distintas medidas de control en aras de satisfacer la mayor cantidad de hogares posibles racionando a la cantidad de productos por comprador, conforme a la disponibilidad de mercancía.

Cada fin de semana se reparten hasta cuatro mil números para que las familias accedan a los productos de primera necesidad que se mantienen escasos en bodegas y otros comercios. Por esa razón, las adyacencias de los locales se ven abarrotados de compradores. Se hace un gran esfuerzo por mantener el orden en el área de víveres en la ferias de consumo familiar.

Este sábado aunque solo había pasta, harina y salsa, la cola era kilométrica, pues esos productos en el ‘bachaqueo’ no bajan de 1.000 bolívares.

Instagram