Impreso
Familiares de fallecidos por siniestro aéreo piden una investigación profunda

Sucesos | 10:58am | | Ana Paredes

CELSO PINEDA.- Algunos parientes de Pasquale Antonio Caradonna Grassa (49) pidieron a las autoridades del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) indagar en las causas que ocasionaron el siniestro aéreo, en el que perdieron la vida el empresario y su único hijo de 16 años.

Un primo hermano que viajó desde la ciudad de Acarigua para acompañar el funeral, celebrado en la Funeraria Metropolitana, situada en la avenida Morán, entre carreras 19 y 20, reconoció que durante más una década Pasquale acumuló experiencia suficiente para considerarlo “un piloto excepcional”.

Pero a esas virtudes, también hay que agregarle la metódica manera en que cuidaba sus dos avionetas. Estaba pendiente del correcto mantenimiento del motor y todos los sistemas electrónicos. No se le escapaba ningún detalle, recordó.

Como es sabido, el sábado a las 5:20 de la tarde -según reporte oficial- la avioneta que piloteaba se precipitó en una parcela localizada en el sector Piedra Arriba, perteneciente a la parroquia Yaritagua del municipio Peña (Yaracuy), apenas ocho minutos después de haber sobrevolado del Aeropuerto Internacional Jacinto Lara.

Lo que genera suspicacia en miembros del Aeroclub Barquisimeto, al que pertenecía Pasquale, es que la zona donde se estrelló es suelo plano y la vivienda más cercana está ubicada a dos kilómetros aproximadamente; por lo tanto, el piloto pudo haber forzado un aterrizaje de emergencia.

Aparentemente dos minutos antes de precipitarse, el empresario se comunicó con la torre central del terminal aéreo de Barquisimeto, donde alertó una supuesta falla mecánica. Baqueanos de la zona aseguran haber visto un helicóptero, color verde oliva, aproximarse a la avioneta que daba vueltas en círculos. Pero a los instantes la Cessna terminó desplomándose.

Pasquale era el mayor de dos hermanos, con quien administraba la fábrica de pasta La Especial, situada en la Zona Industria lI. Tenía un solo hijo, el que pereció en el siniestro. Precisamente a él le mostraba un lote de tres galpones que la familia Caradonna había adquirido en los últimos meses, los cuales iban a disponer para expandir la empresa a Yaracuy.

Instagram