Impreso
Mueren al menos 53 en ataque a hospital de Pakistán

Internacionales | 2:44pm | | Wendy Lucena

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VE-Al menos 53 personas murieron el lunes por una potente bomba que estalló en un acceso a un hospital estatal en la ciudad de Quetta, en el suroeste de Pakistán, dijo un médico del centro.

Noor Ahmed, subdirector del departamento de cirugía para víctimas de crímenes violentos, apuntó que el hospital atiende además a unas 50 personas que resultaron heridas.

Ningún grupo reclamó de inmediato la responsabilidad por el ataque, que afectó a la entrada a la zona de urgencias del centro. En un primer momento, la policía reportó que la bomba estalló en el acceso principal del hospital.

El incidente ocurrió poco después de que el cuerpo de un destacado abogado asesinado en una balacera antes en el día fuese trasladado al centro, dijo Zahoor Ahmed Afridi, oficial de la policía paquistaní, aunque no estuvo claro si los dos incidentes estaban relacionados.

En el momento del estallido, en la zona había casi un centenar de abogados y otras personas, agregó.

Sanaullah Zehri, máximo responsable político en la provincia de Baluchistan, dijo que podría tratarse de un ataque suicida, pero la policía sigue con sus pesquisas. Sarfraz Bugti, ministro de Interior de la región, calificó el ataque como un “acto de terrorismo”.

Un canal de noticias paquistaní dijo que uno de sus cámaras murió en el ataque.

También se desconoce quién está detrás del asesinato del abogado, Bilal Kasi, que fue abatido por disparos a su llegada a un tribunal antes el lunes.

Televisoras locales mostraron imágenes de personas corriendo en pánico alrededor de los terrenos del hospital. Afridi señaló que la mayoría de los fallecidos eran abogados que se reunieron tras el traslado del cuerpo de Kasi al centro.

El primer ministro del país, Nawaz Sharif, condenó con contundencia la explosión de Quetta y expresó su “profundo pesar y angustia por la pérdida de valiosas vidas humanas” en el ataque, donde murieron también otros reconocidos abogados.

“Nadie debería poder alterar la paz en la provincial, que se restauró gracias a los incontables sacrificios de las fuerzas de seguridad, la policía y el pueblo de Baluchistan”, manifestó en un comunicado. Sharif pidió a las autoridades locales que mantengan una vigilancia extrema y refuercen la seguridad en Quetta.

Además pidió a responsables sanitarios que proporcionen el mejor tratamiento posible a los heridos en el ataque.

Baluchistan fue durante mucho tiempo un foco de insurgencia. Existen varios grupos étnicos separatistas que operan en la región, rica en recursos, y otros grupos también están presentes en la zona.

AP

Instagram