Impreso
Lluvias azotan Luisiana, Mississippi y Alabama

Internacionales | 2:44pm | | Wendy Lucena

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VE.-Fuertes lluvias siguieron empapando el sábado el sur de Luisiana (EEUU), donde al menos dos personas murieron y decenas fueron rescatadas de sus hogares donde el agua les llegaba a la cintura. Fuertes lluvias también bañaron Mississippi y Alabama.

El Servicio Nacional de Meteorología emitió una advertencia de inundación para el suroeste de Luisiana hasta las 2:15 de la tarde del sábado. El meteorólogo Donald Jones, en Lake Charles, Luisiana, dijo que el sistema estaba alejándose lentamente hacia el oeste, del sureste de Luisiana a un área en el centro de la costa del golfo de México.

Jones dijo que en las últimas 24 horas se acumuló entre 15 y 25 centímetros (6 y 10 pulgadas) de agua y era posible que el sábado se acumulara entre 10 y 15 centímetros (4 y 6 pulgadas) de agua.

El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, declaró el viernes un estado de emergencia. La inundación también afectó la mansión del gobernador, donde se inundó el sótano.

WAFB-TV reporta que la familia de Edwards fue reubicada hasta que se resolviera la situación.

Un hombre falleció el viernes después de caer a una zanja inundada cerca de la ciudad de Zachary, dijo Casey Rayborn Hicks, portavoz de la Policía en el municipio de East Baton Rouge. El individuo fue identificado como William Mayfield, de 68 años, y su cadáver fue hallado al mediodía.

El forense William “Beau” Clark dijo que se trató de una muerte por ahogamiento accidental.

Una segunda víctima fue encontrada en el municipio de St. Helena, donde las cuadrillas de emergencia retiraron un cadáver de una camioneta tipo pickup sumergida en la carretera 10 de Luisiana. Su nombre no se hizo público, pero el jefe estatal de bomberos H. “Butch” Browning indicó que se creía que el hombre era de la zona.

Mientras tanto, los rescatistas siguen buscando a otro vehículo que podría haber sido arrastrado por el agua después de que los habitantes reportaron que había una persona desaparecida.

Browning dijo que hay pocos habitantes en la zona y que las autoridades se enteraron de la camioneta después de rescatar a otro chofer que manejaba un tracto-camión, que se salió del camino.

Numerosos ríos en el sureste de Luisiana y el sur de Mississippi se habían salido de sus cauces y amenazaban con provocar inundaciones generalizadas tras las fuertes lluvias que comenzaron el jueves, indicó el Servicio Meteorológico Nacional.

En un periodo de 24 horas, Baton Rouge registró hasta 11,34 pulgadas (28,8 centímetros) de lluvia, en comparación con las 2,34 pulgadas (unos 6 centímetros) del aeropuerto internacional de Nueva Orleáns en Kenner. Un observador documentó 17,09 pulgadas (45,46 centímetros) de lluvia en Livingston, señaló Shields.

Se prevé que los ríos Comite, cerca de Baton Rouge, y el Amite cerca de Denham Springs, ambos en Luisiana, alcancen niveles récord el fin de semana. El meteorólogo Alek Krautmann alertó que ambos ríos podrían inundar más casas en áreas suburbanas en las inmediaciones de Baton Rouge.

El río Tickfaw, justo al sur de la línea estatal con Mississippi en Liverpool, Louisiana, ya estaba el viernes a las 9 a.m. a su nivel más alto registrado en la historia.

AP

Instagram