Impreso
“Para reactivar el comercio  no basta con abrir la frontera”

Economía | 10:53am | | Wendy Lucena

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VE.-Rosa Andreína García-Los presidentes Maduro y Santos acordaron este jueves abrir la frontera común de forma ordenada, controlada y gradual en beneficio de ambos pueblos. Será una apertura transitoria y ordenada, que permitirá el paso a los pobladores a partir de este sábado 13 de agosto, de 6:00 a.m. a 9:00 p.m.

Para el presidente de la Cámara de Integración Económica Venezolano Colombiana (Cavecol), Gonzalo Capriles, la vía para reactivar el comercio de la zona fronteriza, es el decreto de Ureña, discutido en diciembre de 2014, según indicó a un medio televisivo nacional.

Esta ley establecía una zona económica especial fronteriza que, a juicio de Capriles, puede ser el camino para que las empresas afectadas por el cierre de la frontera, puedan recuperar su actividad comercial. El decreto contempla una serie de condiciones especiales que desde el punto de vista fiscal, impulsarían la inversión extranjera y también tratamientos migratorios especiales. “Creo que todas esas cosas pueden contribuir a reactivar la frontera y la actividad económica en la zona”, apuntó Capriles.

El presidente de Cavecol afirmó además que antes del 2014 el país mantenía una deuda con Colombia de alrededor de 420 millones de dólares. Una cifra que aumentó entre 2015 y 2016, cuando prevalece -aunque en menor proporción- el intercambio comercial de los dos países, y suma 50 millones de dólares más. “Y sigue el problema de que no se pagan las deudas”.

Capriles recomendó que si se va a reactivar el comercio binacional no basta con abrir la frontera sino fomentar el apoyo a la empresa privada “que está en situación económica complicada, y crear mecanismo de pagos efectivos para pagar al proveedor colombiano”. Indicó que las empresas de la zona enfrentan una situación grave, tras el cierre fronterizo quebraron.

“Creemos que es necesario que Venezuela haga un profundo examen de sus relaciones con Colombia, es necesario fomentar la inversión colombiana en Venezuela”, recalcó.

Indicó que el comercio con Colombia es un mercado que hay que mantener, sin embargo, para Capriles el Gobierno le dio la espalda al hermano país tras unirse al Mercosur. “Venezuela tuvo con Colombia una excelente relación mientras estábamos en una Comunidad Andina, pero le dio la espalda, y Mercosur no le ha resultado a Venezuela”.

Fedecámaras lamenta…
El presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, señaló este viernes que existían mayores expectativas sobre los anuncios que saldrían a la luz tras el encuentro binacional entre los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos y de Venezuela, Nicolás Maduro. Precisó, que esperan información sobre la deuda que persiste con proveedores colombianos y la inseguridad que afecta a los comerciantes y productores del eje fronterizo.

Martínez lamentó que una reunión tan importante haya terminado solamente con la decisión de permitir el paso peatonal y no con un programa integral de reapertura donde se establecieran las relaciones comerciales binacionales entre ambas naciones. “Lamentamos que no se realizara un acuerdo sobre el sistema de seguridad fronteriza”, añadió.

Consideró además que los empresarios colombianos están en mejores condiciones para aprovechar la reapertura.

Impacto negativo
José Manuel Puente, economista y profesor del Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA), declaró que es una reapertura paulatina, pero no se ha tomado una decisión definitiva.

Declaró que el cierre fronterizo lo que ha hecho es impactar muy negativamente a ambos países, sobre todo más a Venezuela porque Colombia era el principal socio comercial de productos no tradicionales de Venezuela, al cerrarse por una decisión política equivocada uno de nuestros grandes oferentes de bienes simplemente ya no pudo seguir comercializando con el país por lo que se agudizó el problema de desabastecimiento.

Puente dijo que al final fue una decisión errada con altísimos costos, en especial la nación venezolana que vive la crisis más aguda de toda su historia. “Para tapar el colapso macroeconómico el Gobierno ha tomado medidas tan irracionales como el cierre de frontera haciendo ver que el problema de desabastecimiento tiene que ver con el flujo de mercancía que sale por la frontera, ese factor existe, pero ha pasado casi un año y el desabastecimiento ha empeorado”.

Instagram