Impreso
Aumento ‘nominal’ desbordará inflación y desempleo en el país

Nacionales | 10:15am | | Wendy Lucena

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VE./Giovanny José Durán- El aumento de sueldo anunciado por el presidente Nicolás Maduro debería ser noticia agradable, pero se convierte en una preocupación que embarga a los venezolanos. Es un incremento nominal, mas no de salario, que va a desbordar la inflación y el desempleo, a juicio de Oscar Meza, director del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros, Cendas-FMV.

El salario mínimo de 15.052 bolívares pasó a Bs. 22.578, aumentó 50%, y el bono de alimentación de 18.585 bolívares pasó a Bs. 42 mil 480 que deberá pagarse a los trabajadores a finales del mes de agosto. A juicio del especialista, lo que traerá es una inflación seria que, incluso desbordará el 750% proyectado a finales de año; además de ser un ‘ajuste’ nominal en salario, lo que no guarda relación con la productividad, explica Oscar Meza, director del Cendas, al referirse al incremento de sueldo que, según él, va a paralizar el país en los próximos días porque éste se hace en una moneda devaluada. La inmediata repercusión es un aumento, más acelerado aun de los productos.

Califica como un grave error elevar el monto del bono de alimentación, porque lamentablemente no incide en la base de cálculos de prestaciones sociales y por tanto el trabajador pierde el efecto que tiene el salario integral, situación que se había resuelto en el año 1998 cuando se decidió salarizar los bonos de alimentación y fue considerado como un paso importante concretado en la Ley Orgánica del Trabajo.

Siete millones de desempleados
A su vez, manifiesta el economista que habrá un efecto contundente en el desempleo porque las empresas, gobernaciones y alcaldías no van a disponer del recurso para pagar a sus empleados
y menos para hacer nuevas contrataciones.

Actualmente, en el país hay una fuerza trabajadora de 14 millones 124.319 personas y 50% está desempleado, es decir, más de siete millones de venezolanos, aun cuando el Gobierno diga que sólo hay un millón de personas “desocupadas”.

“Son dos impactos inmediatos que nos lleva a replantear otra vez la necesidad de que los trabajadores y pensionados, que son cerca de 18 millones de personas, tengan libertad monetaria y exigir que el salario se pague en una moneda fuerte, llámese dólar, peso o euro”, expone Meza.
Un salario mínimo debería ser suficiente para adquirir una canasta alimentaria, continúa explicando el especialista, pero ahora se requieren más de 20 en Venezuela, lo que aleja de la realidad que exista un equilibrio elemental entre el monto del salario y la canasta alimentaria. Detalla que, precisamente de esa canasta, la cual agrupa 54 productos de primera necesidad, hay una escasez de 25 productos, lo que equivale a 43,10% de desabastecimiento.

Empresas golpeadas
Álvaro Entralgo, vicepresidente de Fedecámaras-Lara, manifiesta que el empresariado se sentará mañana lunes a evaluar la situación que sin duda los golpea. Siempre pagaremos, dice, pero hay algunas que no podrán, sobre todo aquellas que tienen poco personal y que de paso tienen una producción caída. Irán al cierre de sus negocios, avizora.

Nunca habíamos tenido un aumento tan fuerte, asegura, al tiempo que recalca que habían proyecciones, pero es una barbaridad lo que sucedió. “Debió haberse sincerando el precio de los productos para que los empresarios pudieran ofrecerlos, sobre todo los de la cesta básica”, declara.

Manifiesta que para muchos será ‘cuesta arriba’ cancelar las nóminas de los trabajadores porque la materia prima sigue ausente para producir.

Instagram