Impreso
Comprar en Mercabar ya no es rentable para los bodegueros

Lara | 10:06am | | Wendy Lucena

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VE/Fraymar Pagua-Urbano Reyes, quien tiene su bodega en el sector Los Colerientos, dejó de comprar víveres en el Mercado Mayorista de Alimentos de Barquisimeto (Mercabar) a comienzo de año, cuando comenzaron a escasear los alimentos de primera necesidad en el lugar y quienes ofertan es con sobreprecios.
“Ahora solo voy mensualmente a comprar charcutería, pues aún la encuentro económica y puede dejar ganancia. Ya en la bodega no vendemos arroz, harina, pasta ni aceite, solo enlatados y otros alimentos que compramos en los comercios mayoristas del centro de Barquisimeto”, destacó Reyes.
Nelson Sivira, dueño de una bodega ubicada en la calle 44, dijo que dejó de “perder el tiempo yendo a Mercabar a buscar víveres”, pues desde hace meses que no los consigue. “Mi hermano y yo solo vamos para comprar verduras, frutas y legumbres. El resto de la mercancía la adquirimos en comercios del centro y el este de la ciudad”, destacó, al tiempo que indicaba que el llamado “fiado” solo es para vecinos selectos, porque el constante cambio de precio hace que muchas veces la mercancía se trabaje a pérdidas.
Destacó que en las confiterías del centro de la ciudad también existen restricciones a la hora de comprar, pues solo permiten llevar cinco bolsas de la mercancía y no siempre se encuentra variedad. “Los dulces importados están difíciles de encontrar y los chocolates están por las nubes”.
Román Castro, es otro comerciante que a su bodega la única mercancía que lleva de Mercabar es verduras y frutas. “La última vez que fui a buscar alimentos de primera necesidad fue en marzo. Encontré los galpones pelados y la gente tratando de vender una paca de harina que se encontraba en Bs. 2.500, ahora en Bs. 20.000. Preferí vender lo que encuentre que trabajar a pérdidas”, recalcó.

Mientras que José Peralta, vendedor de hortalizas, aseguró que tras la intervención de Mercabar se ha hecho difícil el ingreso al lugar. El domingo fuimos a buscar mercancía y duramos 40 minutos para ingresar, vimos muchos guardias, pero los precios se mantenían.

Instagram