Impreso
Carpinteros inventan para salvar el negocio

Lara | 2:53pm | | Wendy Lucena

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VE/María Angélica Ortiz-El presupuesto varía de un día para otro y no son tres lochas, sino miles de bolívares. Los carpinteros han optado por solicitarle al cliente que lleve el material.

Marcial Leal es dueño de una carpintería desde hace 10 años, afirma que los precios aumentan cada tres días, los proveedores llegan con un nuevo precio y si uno quiere trabajar debe comprarlo de esa manera. Una puerta de madera que hace dos meses costaba Bs. 20 mil hoy día se cotiza en Bs. 40 mil.

No obstante, encontrar a un carpintero que hoy día labore con madera de calidad no es tarea fácil, la misma se ha vuelto tan costosa que ahora fabrica con láminas MDF, que son un compuesto similar, pero de menor precio y calidad.

José Hernández, gerente de una fábrica de insumos de carpintería en el centro de Barquisimeto, explica que dichas láminas también han presentado un alza en el precio “hace 30 días estaban en Bs. 25 mil, hoy llegaron con precio de Bs. 60 mil”. Los últimos dos meses, el precio de los insumos ha subido en 300%, lo cual explica el índice inflacionario en el país.

En consecuencia, el poder adquisitivo de la población ha caído tanto que impacta en la producción del negocio y los dueños se las ingenian para sobrevivir en el mercado, tal es el caso de Marcelo López, quien afirma que su trabajo ha disminuido en 50% y ha optado por pedirle a sus clientes las piezas que necesitan, ya que muchas veces se ha visto en aprietos porque el presupuesto que le calculó al cliente no le alcanza para comprar todo el material requerido.

Las láminas más económicas en el mercado son las HR, las cuales oscilan en Bs. 18 mil, dependiendo del tamaño, no obstante su calidad no es buena para trabajos complejos; por ejemplo, empotrar una cocina. “Hace un mes di el presupuesto de una cocina en Bs. 380 mil, el cliente dejó que pasaran cinco días para salir a comprar y aumentó a Bs. 500 mil”.

Así mismo, afirma que el precio del sellador, de Bs. 3.000 pasó a costar 14 mil, y la pega amarilla la consigue en Bs. 70 mil. “Es por ello que la materia prima aumenta, al no encontrarse los proveedores quieren venderla al precio que ellos quieran”.

Los tornillos para madera, el paquete de 100 tiene un valor de Bs. 3.000. No obstante, ahorita con la moda del “bachaqueo” son vendidos individualmente en Bs. 500, lo cual implica un gasto más y una pérdida para el que se gana la vida con este oficio.

Últimamente el trabajador le condiciona al cliente, ya que quiere calidad, pero al no poder pagar los precios tan elevados se ven en la obligación de aceptar la sugerencia del carpintero, quien en busca de no perder esa entrada de dinero en la mano de obra busca los materiales más económicos con los que pueda laborar.

Instagram