Impreso
“En Venezuela el crédito  perdió su razón de ser”

Economía | 9:18am | | Ana Paredes

ROSA ANDREÍNA GARCÍA.- El economista y director de la firma Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, asegura que “en Venezuela el crédito perdió su razón de ser”. Lo argumenta diciendo que si las personas se endeudan la tasa de interés es ínfima y resulta genial, pero la pregunta es ¿Si la tarjeta de crédito tiene un límite de 25 mil bolívares me puedo comprar un pasaje, un celular o una nevera?, responde no, porque no me da.

El acceso al crédito está muy limitado y no hay manera hoy que la banca te preste para comprar esas cosas que tú antes adquirías a través de préstamos. “Hoy prácticamente un crédito para remodelar la casa, comprar línea blanca, es prácticamente imposible”, asegura Oliveros.

Sobre las medidas que se tienen que implementar para estabilizar la economía venezolana expresa que el país requiere un cambio de modelo de 180°. “Obviamente estas políticas que ha venido aplicando el chavismo a lo largo de los años no sirven, no funcionan, tienes que ir a un nuevo modelo económico donde la prioridad sea obviamente la gente, que el dinero le alcance, que tenga poder adquisitivo, que recupere la capacidad productiva, que no tengas estos graves cuellos de botella que te afectan, el desabastecimiento, la escasez, que te garanticen el crecimiento, que fluyan las inversiones, es decir, que al final el objetivo de las políticas económicas y públicas es que la gente tenga calidad de vida”.

Oliveros lamenta que en este momento el venezolano no tenga calidad de vida, tiene que estar permanentemente en una cola, no consigue todos los productos que necesita para alimentarse, el acceso a las medicinas también está limitado, y al final lo que tiene que dar el Gobierno es un viraje para que la gente esté bien, que crezca, que se desarrolle.

Inflación vs cono monetario

El director de la firma Ecoanalítica subraya que uno de los objetivos más importantes es la reducción de la tasa de inflación. “Es inviable para cualquier venezolano que tenga poder adquisitivo, que le alcance la plata, que pueda tener acceso a crédito, que haya movilidad y que pueda tener ascenso social con estos niveles de tasa de inflación, los cuales ya hasta julio la inflación interanual es de 413 %. “Es necesario ir a niveles inflacionarios manejables que permitan el ahorro, el crédito, que permitan la reactivación productiva, levantar el mercado laboral y que los trabajadores de alguna forma le saquen provecho, pero con la distorsión de precios es imposible”.

El economista Asdrúbal Oliveros indica que una de las tareas pendientes del Banco Central de Venezuela es la actualización del cono monetario, el cual es “el costo más alto que hoy tiene la banca”. “El cono monetario está desfasado, no está acorde con la realidad económica, con las transacciones que se ejecutan en el país, ni acorde con el nivel de inflación.

“El Gobierno no actualiza el cono monetario por razones ideológicas y de negocio. Hay comisiones por cada billete de 100 bolívares que imprimen y no alcanza para nada y genera inconvenientes al consumidor por cantidad de billetes en términos de seguridad, y a la banca por los costos que se han elevado como los cajeros, los puntos de venta, el traslado de efectivo, también genera problemas a los comercios. Urge adecuar la familia de monedas a la realidad país. Nuestro billete de más alta denominación sea de 5.000 bolívares y por lo menos un billete de 500, 1.000 y 2.000 bolívares y eliminar monedas actuales y más bien tener monedas de 10, 20 y 50 bolívares, pero ello debe hacerse al mismo tiempo de aplicar una medida que reduzca la inflación, de lo contrario al cabo de un tiempo lo que se haga será sal y agua”.

Instagram