Impreso
Un millón 200 mil  trabajadores ejercen en paralelo la informalidad

Economía | 1:49pm | | Wendy Lucena

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VE./Rosa Andreína García-El año pasado se aprobó en el seno de la OIT la recomendación 204, la cual consiste en la transición de la economía informal a la formal, que establece entre otras cosas la generación de empleos decentes, la visibilización del sector, la defensa de la mujeres y la no discriminación por razones de género. Sin embargo, en Venezuela en los últimos tres años la informalidad gana y arropa el 55 % de la población.

La directora ejecutiva de Alianza Sindical Independiente (ASI Venezuela) en materia de economía informal, abogada Aída Martínez, refiere que la Recomendación 204 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) establece además la erradicación del trabajo infantil y la atención a los grupos vulnerables como VHI – Sida y la tercera edad, pero sobre todo busca establecer políticas públicas tendientes a generar empleos decentes para mermar los índices de informalidad, los cuales en Venezuela superan los cinco millones de venezolanos, en promedio 55 % y no 40 % como lo refleja el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).
Indicó que ‘ASI Venezuela’ diseñó un modelo de Ordenanza la cual establece la promoción, desarrollo y fomento de la formalización de los trabajadores de la economía informal, propuesta que se discute en el Concejo Municipal de Girardot, en Maracay estado Aragua, y que aspiran llevar a las 365 alcaldías del país. Esta semana la Ordenanza fue presentada al Concejo Municipal de Iribarren, estado Lara.
“Estamos sumamente preocupados por la precarización de los trabajadores formales, del 45 % (seis millones) al menos 20 % (un millón 200 mil) ejercen en paralelo actividades informales a destajos para poder más o menos suplir carencias por un salario que no les alcanza ni siquiera para comprar 10 productos de la canasta básica. Ha habido un incremento de los niveles de pobreza, la economía informal se ha desplazado al bachaquerismo”, lamentó.
Martínez hizo un llamado a las organizaciones sindicales que hacen vida en Lara para que se sumen a esta estructura, que tiene como eje fundamental luchar por la libertad sindical, lograr empleos dignos, construir un nuevo modelo sindical que represente las necesidades de los trabajadores y exigir un desarrollo sustentable inclusivo con trabajo decente. La población económicamente activa está informalizada. Hay que establecer reglas claras que permitan aumentar la producción y disminuir los índices de inflación que se comen los sueldos.

Instagram