Impreso
Ambulancias funcionan a media máquina en Lara

Lara | 10:10am | | Wendy Lucena

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VE./Andrés Araya-Marcial Daza, director del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp), informó que ellos cuentan con una ambulancia de la Fundación Larense de la Salud (Fundasalud), pues la que pertenece a este centro asistencial, está parada y a la espera de ser reparada.

“Usamos pocas ambulancias porque no le mandamos pacientes a nadie, sino que nosotros siempre recibimos desde diferentes estados del país. A pesar de las dificultades somos uno de los mejores centros asistenciales de la zona centroccidental”, expresó.

El centro asistencial también recibe apoyo del servicio de emergencias 171, quienes de manera gratuita trasladan a pacientes hospitalizados en el Hcuamp que requieren practicarse exámenes médicos.

En muchos casos, los familiares de pacientes de los principales centros asistenciales del estado Lara como lo son el Hospital Central y el Pediátrico, deben pagar entre Bs. 30.000 y Bs. 70.000 por un traslado, que varía de acuerdo a la distancia e incluso la premura.

“Quisiéramos que se hiciera un baremo en cuanto a las tarifas de las ambulancias porque los pacientes pagan bastante. Es por ello que estamos gestionando que esto se dé, pues debe ser la SUNDDE la encargada de controlar esos precios pensando en los familiares de pacientes de escasos recursos”, manifestó Daza.

En el pediátrico
En el Hospital Universitario Pediátrico Agustín Zubillaga (Hupaz), la situación es muy similar, pues tienen solamente una ambulancia operativa y una media de 150 traslados cada mes, por lo que se hace necesario incrementar la flota.

Yradis Vásquez es la directora de la unidad de ambulancias del Hupaz y explicó que con mucho esfuerzo laboran para atender a la gran cantidad de niños que llegan al centro.

“Disponemos de dos ambulancias pero una de ellas está averiada. Da mucho pesar verla en el estacionamiento a la espera de ser reparada”, expresó.

Vásquez concuerda con Daza en cuanto a que la gente paga mucho dinero por un traslado, para preservar la salud de sus allegados. “Los pacientes pagan hasta las ganas. A veces cuando alguien de su familia se enferma deben vender motos, empeñar electrodomésticos y gastar hasta lo que tienen para cubrir los gastos médicos. Al país se lo está devorando la inflación y los centros de salud no estamos exentos”, acotó.

En junio, el Hospital Pediátrico hizo 158 traslados para practicar exámenes médicos e incluso buscar pacientes en ambulatorios y llevarlos hasta el centro de salud. En julio 165 y en lo que va del mes de agosto, se cuentan 88 movilizaciones para practicar tomografías, resonancias magnéticas, rayos x y otros estudios, con la única ambulancia que cuentan.

En Protección Civil
Héctor Vargas, director de Protección Civil Lara, informó que de las cinco ambulancias que tienen, tres están fuera de servicio, como consecuencia de los altos costos y escasez de repuestos. “A una de ellas hay que hacerle el motor completo, por lo que aún estamos esperando presupuestos y que se tengan todas las piezas. Los entes públicos son los que más sufren porque debemos ceñirnos a un presupuesto y no se puede comprar a revendedores”, explicó.

Vargas acusó que los entes del gobierno local como Protección Civil e incluso el Hospital Central y ambulatorios, no reciben apoyo de la Proveeduría de Repuestos, aún cuando se encargan de preservar la salud, a pesar que desde la Gobernación se han enviado solicitudes ante el director, Nelson Torcate.

De las tres ambulancias que están fuera de servicio, una de ellas es una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), por lo que es de gran importancia tenerla operativa. “Está parada por falta de batería y además porque espera la reparación de discos, prensa y collarín. Hay que acotar que Protección Civil Lara es el único del país con una UCI ante una tragedia”, detalló.

Instagram