Impreso
Familias del talud sur a la espera de sus casas

Lara | 6:37pm | | Andrés Araya

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VE.- Giovanny José Durán

Las familias que habitan en las cercanías a la Uruguay y que resultaron seriamente afectadas por el deslizamiento de tierra a principios de diciembre de 2015, están sumergidos en la angustia y preocupados porque hasta ahora no se ha concretado la construcción de viviendas ofrecidas por la Gobernación de Lara en la vía a Quíbor.

“Nosotros agradecemos de verdad toda la colaboración que ha prestado la Gobernación de Lara porque ese empeño lo hemos visto desde el principio”, dice Francisco Pacheco, en representación del grupo de familias que se sienten en el limbo porque hasta la fecha, 10 meses después del deslizamiento de tierra en el talud sur de Iribarren, sector Uruguay, no ven su nuevo hogar aun cuando les prometieron que en agosto de 2016 ya estarían instalados como parte de la reubicación.
Pacheco explica que la preocupación aumenta porque cuando las familias acuden a la sede de la Fundación Regional para la Vivienda (Funrevi) les notifican que el proyecto habitacional en el terreno que ya fue comprado en la vía a Quíbor “no va” mientras que Jean Moreno, presidente de esa dependencia dice que sí. “Definitivamente las familias lo que necesitamos es sinceridad y claridad en el asunto. Unos dicen algo, por allá otra cosa. Eso no debe ser así porque a todas éstas a nosotros si nos interesa”, declara el representante de la zona.
Por otra parte, comenta que en la urbanización, que se tiene prevista construir, serían incluidas las 60 familias desalojadas de sectores como La Ribera, 13 de Abril, Zanjón Barrera, Comunidad de Dios, entre otras, pero ahora el espacio será asignado sólo para 25 por lo que el destino del resto de grupos familiares es incierto. Aún hay familias esperando en la Villa Bolivariana quienes exhortan a los representantes de la Gobernación y Funrevi que informen qué pasará con ellos.

No se cumple decreto
A propósito de la emergencia que se presentó en el talud sur, la zona fue decretada no habitable y en su momento se dijo que para evitar la construcción de nuevas viviendas en el lugar, se construiría un parque natural y así evitar alguna tragedia. El tiempo ha pasado y de aquel decreto, sólo se conoce el nombre. “En su oportunidad se dijo que la zona sería convertida en un parque. Eso es lo que se debe hacer. Ahora, seguimos viendo todo igual. El temor de las familias que aún aguardan en toda la zona cercana a la Uruguay temen cada vez que llueve y no hay muestra de nada. Si todas estas familias salen rápidamente volverán otras y quizás la emergencia sea aún mayor” declara Francisco Pacheco, vocero vecinal.
Hay que tener responsabilidad, acusa el habitante, en referencia a que, también, se ofreció un muro de contención en el sector La Ribera para detener la tierra que se viene deslizando desde la parte alta. Sin embargo, al igual que el decreto, todo ha quedado en papel sin mayores efectos.
Familias hacen el exhorto a las autoridades en materia de vivienda y que están frente al caso del talud sur, para que les den una respuesta oportuna. Lamentan que ya se acerca diciembre y no cuentan con su nuevo hogar.

EN DESTAQUE

Hay cuestionamiento por parte de vecinos quienes manifiestan que las autoridades de prevención como Protección Civil y Bomberos de Iribarren no han acudido más al lugar para hacer el debido monitoreo. Por eso, el llamado lo hacen a esas dos instituciones para que actualicen las supervisiones.

Instagram