Impreso
Plaga de gusanos negros ‘invade’  la Escuela de San Lorenzo

Lara | 1:11pm | | Andrés Araya

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VE.- Fraymar Pagua

Desde el pasado 26 de septiembre las clases no han podido iniciar en la Escuela Estadal Cecilio Acosta, pues los padres y representantes tomaron la escuela y se niegan a que sus hijos entren a la institución que se encuentra cundida de gusanos negros. La falta de agua tiene los baños cerrados y no hay personal directivo desde hace tres años.

Llena de monte y gusanos negros se encuentran las instalaciones de la Escuela Estadal Cecilio Acosta, ubicada en San Lorenzo. Por los pisos, paredes y puertas de los salones caminan las orugas, por lo que los padres, temiendo el contacto con los niños, decidieron tomar la escuela y no enviarlos a clases hasta tanto no se realice un operativo de limpieza y fumigación de las instalaciones del plantel.
“Estamos preocupados por la salud de nuestros hijos. No sabemos qué tipo de animal es éste, si es venenoso o qué puede ocasionar tras su picada, aunado a las complicaciones para encontrar medicamentos para tratar enfermedades, por eso preferimos no traerlos y realizar asambleas de padres y docentes para buscar soluciones”, señala Yusbeli Perozo, representante.
La maleza en la institución es del tamaño de un niño de quinto grado. Durante el período vacacional, ningún organismo estadal ni nacional realizaron labores de rehabilitación ni de limpieza a las instalaciones del plantel. “Aquí nunca nos ayudan. Los padres y representantes, junto a las maestras somos quienes limpiamos y a veces pintamos”, recalcó Perozo.
Pálidas y desconchadas se encuentran las paredes de la institución, que además se encuentra sin agua, debido a que antes de que terminara el año escolar 2015 – 2016 la bomba hidráulica se quemó. “Como no hay agua, los baños no pueden usarse. De iniciar clases sería mitad de turno, pues los niños no pueden estar aquí en estas condiciones y no pueden aguantar llegar a casa después del mediodía para realizar sus necesidades”, aseguró Moraima Camacaro, madre de un estudiante de tercer grado.
Las condiciones físicas en las que se encuentra la institución han sido notificadas tanto a la Zona Educativa del estado Lara, como a la Gobernación y hasta la fecha, los docentes y representantes no han obtenido respuestas, es por ello que se encuentran en asambleas constantes para tratar de organizarse y evitar que los niños sigan perdiendo clases.
En agosto de este año, en horas del día, un grupo de delincuentes ingresó a tres salones de la institución y tras forzar los estantes cerrados con candado, cargaron con útiles escolares y una Canaimita.

Sin director
Desde hace más de tres años en la institución no es asignado un director que gerencie el plantel, lo que ha dificultado la adquisición de ayudas, donativos y personal para la escuela estadal. “Hace tres años llegó a la escuela una supervisión
de la zona y desde entonces es la supervisora Miriam Escalante la encargada, pero no hay tren directivo”, recalcó el personal docente.
La falta de personal directivo tiene en veremos la asignación de alimentos por parte de la Corporación Nacional de Alimentación escolar, antiguo PAE, ya que no hay responsable autorizado para retirar los alimentos. “En junio el servicio de comedor fue suspendido porque en las facturas decía que habían enviado carne, pollo, y a los niños le daban era arroz con mantequilla y pepino. Vinieron inspecciones del ministerio, del PAE y se suspendió. A comienzos del año escolar comenzaron de nuevo a abastecer con el compromiso de que se buscara una nueva directora”, aseguró Yusbeli Perozo, representante.
Se conoció que hace dos años el personal docente seleccionó a una profesora y la postuló para que ocupara el cargo de directora, pero desde la Zona Educativa no se ha obtenido respuesta a la petición.
Este año escolar que recién comienza fueron contratados tres profesores más a la institución para un total de 17 docentes. En horas de la mañana hay 11 secciones desde preescolar hasta sexto grado, sin embargo, en la tarde sólo hay cinco secciones y faltan grados. Además se conoció que a una de las profesoras contratadas, que tiene años en la escuela, no le fue asignado un grado, por lo que se propuso la apertura de un nuevo primer grado debido a la alta demanda que existe.
En la institución sólo cuatro docentes son titulares, el resto es contratado con mí-
nimo siete años de servicio
en el plantel.

Limpieza
El lunes se realizó una asamblea en la que los padres, representantes, docentes y miembros del consejo comunal acordaron realizar un operativo de limpieza para quitar la maleza de la institución. Según explicó José Sierra, vocero del Consejo Comunal Estrella
del Norte, la organización aportará los materiales para que se lleven a cabo las la-
bores de limpieza.

Instagram