Impreso
Después del huracán Matthew, Haití se enfrenta al cólera

Internacionales | 7:43pm | | Andrés Araya

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VE.- Decenas de miles de viviendas quedaron destruidas y se calcula que unas 350.000 personas necesitan ayuda, de acuerdo con las autoridades de la isla.

La cifra oficial de muertos sigue siendo de 336, pero el gobierno reconoce que esa cantidad sólo incluye las muertes que han podido ser confirmadas en visitas hechas en algunos de los pueblos afectados.

Y la agencia de Protección Civil de Haití, que el viernes le dijo a la BBC que los muertos ya eran al menos 877, indicó que la cifra oficialseguramente seguirá aumentando.

Matthew golpeó Haití con vientos de hasta 230 kilómetros por hora el martes pasado.

El país es el más pobre de la región, muchos de sus habitantes viven en construcciones endebles y propensas a las inundaciones, y por causa del colapso de carreteras y puentes los funcionarios de gobierno no han podido acceder a varias localidades devastadas por el huracán.

Y en medio de la destrucción y la escasez de alimentos y agua, la nación caribeña ahora enfrenta a una nueva amenaza: el cólera

MUERTES POR EL CÓLERA
Al menos 13 personas han muerto por la enfermedad desde que el huracán azotó al país.

Eli Pierre Celestin, vocera del ministerio de Salud de Haití, dijo que se habían reportado casos en las localidades de Randel, Port a Piment y Les Anglais.

cientos-familias-enterrando-queridos-ayuda_nacima20161009_0033_6

Jocelyne Saint Preux, una madre de tres niños, vio cómo llegaba ayuda estadounidense al poblado de Jeremie, una de las más afectadas.

“Sí, trajeron alimentos, pero no es suficiente”, le dijo Saint Preux a la agencia de noticias Associated Press. “No hay agua, ni carbón”.

500.000 NIÑOS AFECTADOS
La Cruz Roja lanzó una respuesta a la emergencia de US$6.9 millones y Unicef indicó que necesitaba al menos US$5 millones para satisfacer las necesidades más inmediatas de 500.000 niños afectados.

Manuel Moreno, funcionario de Unicef que se encuentra en Haití, informó que en las áreas más afectadas del país se están usando al menos 156 escuelas como refugios para los damnificados.

_91739623_fd87ddd6-c80b-4062-a253-d4c731b98729

Sin embargo, muchos planteles educativos han quedado inundados o destruidos, indicó.

“Llovió como nunca he visto u oído antes. Era una noche oscura. El océano lanzaba olas gigantes que se estaban acercando mucho a nuestras casas”, le dijo a Moreno, Augustin Berline, una joven madre que con sus cuatro hijos buscó refugio en la escuela de su localidad, en el estado de Ouest.

“Escuchamos que una tormenta grande se acercaría pero nunca imaginamos que esto pasaría. Estaba aterrorizado, temía por mi vida”, le dijo a Unicef Frantze, un niño de 10 años de edad que también se trasladó con su familia a la escuela.

Tras su paso por el Caribe, Matthew transita por Estados Unidos, donde ha dejado al menos 10 muertos y se desplaza a lo largo de la costa sureste del país.
Matthew ha sido la tormenta más poderosa en tocar tierra en más de una década en EE UU

 

BBC

Instagram