Impreso
Continúan protestas por escasez de gas doméstico

Lara | 11:53am | | Andrés Araya

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VE.- Eva Antonietta Gómez

Desde las 8:00 de la mañana tres comunidades del norte de Barquisimeto decidieron cerrar la vía hacia Duaca como medida de protesta ante la falta de gas doméstico en la zona. Alegan que también se ven afectados por la escasez de alimentos, agua y productos de primera necesidad, lo que desató la ira y produjo la tranca.

Habitantes del norte de Barquisimeto cerraron la vía hacia Duaca a la altura de la parroquia Tamaca, como medida de protesta ante la escasez de gas doméstico en la zona. Afirman que desde hace un mes deben cocinar en fogones improvisados, porque los camiones de las empresas de servicio no lo distribuyen ni a las viviendas ni a los establecimientos donde acostumbran adquirirlo.
El evento generó caos vehicular en todo el norte de la ciudad, algunos ciudadanos que se dirigían al centro de Barquisimeto se vieron obligados a hacer transbordo en varias oportunidades para poder llegar a su destino.
Las bombonas vacías se convirtieron en barricadas para interrumpir el paso de los vehículos durante toda la mañana. Los manifestantes exigían que los entes gubernamentales se acercaran al lugar para ofrecerle una solución definitiva a este enorme problema que se ha acentuado durante los últimos meses.
Asimismo, denuncian que los camiones que deberían surtir el gas doméstico lo distribuyen clandestinamente a los revendedores que luego los ofrecen a precios exorbitantes.
Petra Álvarez, una de las afectadas, afirma que desde hace un mes las comunidades de la zona no reciben el producto y por eso se han visto obligados a cocinar en fogones, “la poca comida que se encuentra la cocino a leña, y hasta eso escasea porque ya no se consigue leña. Prendo el fogón con cartones y todo lo que pueda quemar”, agregó.
Asimismo manifiesta que el humo de las fogatas ha comenzado a afectar a los niños y personas de la tercera edad. “Mi mamá tiene 68 años y ya le ha dado neumonía varias veces”, puntualizó.
Por otra parte, Lorena Armas menciona que además de la escasez de gas doméstico, también se enfrentan a la falta de agua y de alimentos. “Sin gas, sin agua, sin comida; cómo rinden los niños en la escuela así”. Denuncia que los abastos de la zona cuando reciben productos de primera necesidad los venden en “combos” para forzar la venta de los artículos que no tienen demanda.
Los manifestantes enfatizaron que no se iban a retirar del lugar hasta que no recibieran respuestas. “Hasta que las cocinas no estén prendidas no nos vamos de aquí”, era parte de las consignas que pronunciaban. Con esta, se contabilizan al menos cinco protestas en dos semanas por el mismo problema. Asimismo los ciudadanos expresaron sentirse angustiados porque la situación “es insostenible”.

Instagram