Impreso
“No hay confabulaciones internacionales en contra del bolívar”

Economía | 10:21am | | Wendy Lucena

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VE-Rosa Andreína García/ La difícil situación país como consecuencia de la falta de una debida y oportunamente decisión para lograr una disciplina fiscal y liberar a la economía venezolana de restricciones agudizan el problema, según Consecomercio.

En el país urge la unificación cambiaria o plena libertad cambiaria, y comenzar a instrumentar un “programa de ajustes”, mientras se crean las condiciones para desmontar progresivamente los controles de cambio y de precios para contener el “crack económico”. Asegura Cipriana Ramos, presidenta del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio).

“La decisión del Poder Ejecutivo y el Banco Central de Venezuela (BCV), de no actuar debida y oportunamente para lograr una disciplina fiscal y liberar a la economía de restricciones y controles influidos por razones estrictamente ideológicas, coloca a la nación en la antesala de la hiperinflación y al borde de una reacción social de proporciones inestimables”, alertó el gremio en un comunicado de prensa.

El máximo organismo empresarial explica que ya no se pueden seguir difiriendo respuestas ante lo que ocurre en el proceso económico, las cuales llevan implícitos costos políticos y sociales.
Recuerdan que le corresponde al Gobierno dar los pasos imprescindibles que contengan el desbordamiento propio de economías en desorden extremo y sobre todo ante lo que ha estado sucediendo con el bolívar, en su relación con la multiplicidad cambiaria que se insiste en mantener, a pesar de sus repercusiones adversas en la economía nacional, en la capacidad de compra de la población trabajadora o pensionada y el intercambio comercial de Venezuela con el resto del mundo.
Un escrito del gremio señala que es necesario acelerar decisiones relacionadas con la implementación de un “programa de ajustes”, que comience por poner en marcha una “política monetaria, verdadera, no casuística ni efectista”.

El sector asegura además que “el fenómeno de la inflación es el efecto de un problema monetario nacional y no de supuestas confabulaciones internacionales en contra del bolívar y de la economía venezolana”.

Alertaron que “hay que evitar la inminencia de un verdadero crack económico, detener la repercusión de la más reciente devaluación”, de la cual señalan “tiende a prolongarse por las restricciones cambiarias que existen y repercute en los estratos sociales con menor capacidad de pago para acceder a bienes y servicios imprescindibles para 80 % de la población”.
Señalaron que “es el momento de entrar en un proceso de modernización de la economía y dejar de seguir secuestrados por el comportamiento de los precios del crudo en un mercado volátil”.

Instagram