Impreso
En Lara y Portuguesa se pierden cultivos de café, caraotas y sorgo

Economía | 4:04pm | | Andrés Araya

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VE.- Rosa Andreína García

Los torrenciales aguaceros caídos la semana pasada en el territorio nacional también afectaron fuertemente la zona alta de Barquisimeto, estado Lara, y sectores agrícolas de Turén, en el estado Portuguesa, provocando pérdidas de cultivos recién sembrados.

En los caseríos El Portachuelo, La Cuchilla, Río Amarillo, Las Delicias. Además de El Bombón, Cerro Negro y Matatere I y II, de la parroquia Juares, del municipio Iribarren en Lara, la lluvia afectó aproximadamente a 100 productores agrícolas, quienes en su mayoría tienen pequeñas parcelas.
Lo anterior lo dio a conocer Carlos Andrés Díaz, presidente de la Confederación Nacional de Ganderos (Confagan-Lara), quien dijo que de los sembradíos de caraotas, frijoles y tomate se perdieron de 350 a 500 hectáreas.
Agregó que en su mayoría los pequeños agricultores apenas consiguen para sembrar un poquito para subsistir, comer algo y además vender otro poquito. Al tiempo dijo que también se vieron afectadas decenas de viviendas de cerca de mil humildes familias. Aclaró que los productores iniciaron su siembra con semillas de segunda conseguidas con esfuerzo propio porque no recibieron ayuda del Gobierno y perdieron todo.
“Nosotros pasamos la novedad a Caracas con la intención de que resuelvan esta problemática para que les resuelvan y les den respuestas a estas familias afectadas”, expresó Carlos Andrés Díaz.

30% era el avance de la siembra frijol, caraotas y sorgo, esto según informe, ofrecido el pasado viernes, por los técnicos e la Asociación de Productores Independientes de Turén. Sólo faltaría la siembra de ajonjolí.

Pérdidas en Portuguesa
Entre tanto, Ramón Bolotin, director de Oleaginosas de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro), informó que en Turén, estado Portuguesa, las lluvias torrenciales caídas entre miércoles y jueves de la semana pasada fueron superiores a los 100 milímetros y acabaron con buena parte de los cultivos de caraotas, frijol, ajonjolí y sorgo recién sembrados…
Los sectores Chorrerones, El Gateao, entre otros, fueron los más golpeados con esta lluvia extemporánea, indicó Bolotin, quien además es presidente de la Asociación de Productores Independientes de Turén. Al tiempo agregó que eso es lo que caería en todo el mes de noviembre, pues en diciembre en promedio caen unos 25 milímetros de lluvia, y lo que cayó recientemente equivale a cuatros veces más, detalló.
Con el paso de la vaguada en algunas zonas se perdió mucho cultivo y es importante resaltar que actualmente se va sembrando en la medida que van llegando los insumos, y consecuencia de ello los productores han ido cambiando de rubros y se adaptan a lo que se consigue. Citó como ejemplo que la semilla de girasol llegó tarde y por ende, se siembra poco, pero el agricultor no se queda parado, sigue sembrando “y no vamos a dejar de sembrar”.
Se espera que para el próximo viernes nueve de diciembre del año en curso los técnicos tengan el balance con detalle de las pérdidas por hectáreas y por cultivos, enfatizó el productor agropecuario.

DATOS INAMEH

De acuerdo con lo reseñado por el Instituto Nacional de Hidrología y Meteorología (Inameh), el evento del Niño (cálido) se disipó entre abril y junio con la constante que entre octubre 2016 y enero 2017 la Niña emergería tal y como se está observando en todo el país. Asimismo, hay un incremento de al menos 50% de lluvia en comparación con otros años. Por ello es que la semana pasada se sintió con tanta fuerza que provocó grandes inundaciones en el Centroccidente de Venezuela.

Instagram