Impreso
CICPC Lara abate a ‘Alex El Loco’ peligroso delincuente zuliano

Sucesos | 9:28am | | Wendy Lucena

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VEFraymar Pagua/En febrero de 2013, Alejandro José Hernández Casanova denunció ante el CICPC y la Fiscalía Undécima del estado Zulia a Jhon Gregorio Wade León, a quien señaló de ser el jefe de la mafia en La Cañada de Urdaneta. Dio detalles de la estructura de la organización delictiva e indicó que lo querían asesinar, pero ‘Alex El Loco’, como era conocido el denunciante, nunca se atrevió a mencionar que además de víctima, también era uno de los líderes de la banda de Los Meleán, una de las más famosas de la entidad.

A las 6:00 de la mañana de este viernes, con una orden de allanamiento emanada por el Juzgado Cuarto de la Circunscripción Judicial de Lara, un grupo de funcionarios perteneciente a la zona sur del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, se apersonó en la urbanización Pueblo Lindo, al norte de la ciudad.
Los sabuesos llegaron directo a la casa E-09 de color verde, la única que entre las más de 30 viviendas contaba con cerco eléctrico y en cuyo techo se podía observar cuatro acondicionadores integrales de aire. Esta era la residencia desde hace más de un año de Alejandro José Hernández Casanova (35), alias ‘Alex El Loco’, su esposa, sus cuatro hijos, nuera, un nieto y sus padres.
Al llegar a la vivienda los funcionarios fueron recibidos a tiros por ‘Alex El Loco’, uno de los líderes de la banda Los Meleán del Zulia, que según las autoridades escogería el norte del municipio Iribarren para enconcharse y manejar en bajo perfil negocios sucios en la entidad zuliana. Los efectivos repelieron la acción, mientras Hernández Casanova se escabullía por el patio de la vivienda. Luego de subir al techo, saltaría a la casa vecina.
El hombre corrió, subió paredes y techos de otras viviendas hasta llegar a la manzana F casa 13, donde vio que los integrantes de la familia Aranguren estaban despiertos. Sometió al señor César de más de 50 años, amenazándolo de muerte, mientras la esposa logró esconderse.

La casa fue cercada por los sabuesos. “Maracucho, entrégate” repitieron al menos diez veces los efectivos del CICPC quienes recibieron refuerzos de la Brigada de Acciones Especiales (BAE).

Al menos 30 minutos ‘Alex El Loco’ mantuvo de rehenes a los miembros de la familia Aranguren y en varias oportunidades disparaba contra los funcionarios, quienes lograron ingresar a la vivienda y herirlo de gravedad sin perjudicar al señor César.
Alejandro José cayó en el piso de la sala de la vivienda donde dejó un arma de fuego, tipo pistola, calibre 9mm, con seriales devastados. De inmediato los funcionarios lo levantaron y lo trasladaron al Ambulatorio de Tamaca donde fue ingresado sin signos vitales.

Un ‘duro’ zuliano
El 27 de diciembre de 2008 Antonio Meleán, quien gobernó el inframundo occidental venezolano durante más de 20 años, terminó con 36 balazos en la cara. Este hecho generaría que Tirso Antonio Meleán Castellano y Alejandro José Hernández Casanova, quienes se desempeñaban como los pistoleros de la banda de Los Meleán, ascendieran en organización delictiva ocupando un puesto en el liderato.
La banda que actúa en el Zulia desde los años ochenta se ha dedicado a secuestros, sicariatos, extorsiones y cobra vacunas. Según fuentes policiales ahora son dueños de gran parte de la entidad zuliana y aunque los máximos líderes de la banda se encuentren radicados en los Estados Unidos, siguen controlando el estado vía telefónica y han extendido sus negocios sucios a países como España, Panamá y Colombia. El ascenso de Alejandro José Hernández Casanova en la banda de Los Meleán habría sido vertiginoso y muy fructífero en términos monetarios, a tal punto, que según fuentes policiales, habría pagado millonarias cantidades de dinero a funcionarios de cuerpos de seguridad para que borraran del sistema varios de sus registros.
Fuentes policiales zulianas lo señalan por su presunta participación en la ‘Masacre de Los Cortijos’ ocurrida el pasado 13 de junio de 2010 en el kilómetro 14 del municipio San Francisco en el Zulia, cuando un vehículo modelo Impala SS 2007, color vinotinto, con cinco personas a bordo, fue interceptado por dos camionetas y un auto, de los que se bajaron varios sujetos que descargaron sus armas contra los ocupantes.
En el hecho fallecieron Holvis Villasmil Cuevas alias ‘Mancuso’, de 27 años; José Gregorio Ballesteros de 29, Billy Micke Martín (23), quien era estudiante de contaduría pública e hijastro del jefe de la División Antisecuestro del CICPC-Zulia y actualmente ocupa un alto cargo del organismo en Lara, además del inspector jefe Gustavo Hernández; y Johan Huerta (30). La única sobreviviente fue Johana Mora de 26 años.
A ‘Alex El Loco’ fuentes policiales también lo vinculan con el atentado contra el abogado penalista José Corvo, quien representó a Jhon Gregorio Wade León cuando Hernández Casanova lo denunció en 2013.
El abogado habría interpuesto una querella contra ‘Alex El Loco’ por injuria y difamación contra Jhon Wade y diez días después habría recibido el atentado en el que murió el abogado Halbert Luis Hernández Molero (52). Corvo aseguró que Tirso Meleán y sus hombres, incluyendo a ‘Alex El Loco’ le habrían amenazado de muerte.
Cuerpos de Seguridad del Zulia no descartan su participación en otros hechos cometidos por la Banda de Los Meleán.

Sorpresa para vecinos
La mañana de este viernes, vecinos de la urbanización Pueblo Lindo dijeron sentirse sorprendidos por el enfrentamiento registrado en la comunidad en el que el CICPC dio de baja a ‘Alex El Loco’, pues lo describieron como una personas amable y que cooperaba con la comunidad fundada hace 13 años.

“No sabíamos que era delincuente, aquí vive gente sana y trabajadora. Él y su familia llegaron el año pasado y sí nos sorprendió que en menos de 10 meses transformaran por completo la casa poniéndola lujosa. Él dijo que era rematador de caballos, tenía varios de estos animales en Valencia y era socio de un centro de apuestas. Es más, en ocasiones algunos vecinos llegaron a acompañarlo al juego de caballos”, comentó una de las habitantes de la zona quien prefirió no identificarse.

Alejandro José, a quien los habitantes llamaban ‘El Maracucho’, habría ofrecido todo el machimbrado de un puesto de vigilancia que sería construido en la comunidad. Vecinos aseguraron que tenía tres vehículos, dos camionetas y un carro.
“Al principio creímos que se habían robado una buseta y después escuchamos la ráfaga de disparos”, contó un vecino, quien se escondió debajo de la cama junto a sus hijos.
Sobre los rehenes que tomó ‘Alex El Loco’ para resguardarse se conoció que son una pareja que tienen más de ocho años residiendo en la comunidad. El señor acostumbra salir a trabajar todos los días antes que saliera el sol.
“Era un hombre sociable, nunca pensamos que era un delincuente”, recalcaron los vecinos del abatido.

Instagram