Impreso
“Los caracoles te describen cosas que nadie tiene por qué saber” #Secretos

Actualidad | 4:25pm | | Wendy Lucena

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VE- “Muchos de los que critican matan los animales sin compasión para comérselos, en la religión yoruba se ora antes de sacrificar alguno para ofrecer la sangre a los orishas”, cuenta una sacerdotisa

Prefiere reservarse su nombre, aunque en la santería fue bautizada como AddeOñi, que significa corona de miel. Vive en Barquisimeto y narra que su vida se transformó desde que forma parte de esa religión, hace 18 años, de la que hoy es sacerdotisa.

-¿Por qué corona de miel?
-Me dicen que soy muy dulce, pero a veces soy muy amarga (risas).

-¿Qué significa ser santero?
-Es pertenecer a una religión –porque es una religión- que muchas veces la confunden con espiritismo (que también es válido). Esta práctica viene de África, el primer continente que se pobló hace miles de años antes de Cristo. Durante la esclavitud hubo tráfico de personas, iban y los agarraban como si fueran burros, siendo sacerdotes mayores, menores, de todas las jerarquías.

-¿Adónde los llevaban?
-Cuba era como un centro de acopio de esclavos. Llegaban a trabajar y no se les permitía practicar sus rituales, los hacían aprovechando el santoral católico, por ejemplo: el día de la Virgen de la Caridad del Cobre, celebraban a Ochún –una deidad- y así, Santa Bárbara es Changó, Yemayá la Virgen del Carmen…

-¿Cómo llegaste a eso?
-Fue como buscando… A pesar de que somos comunistas y pensamos que las religiones son el opio del pueblo, porque los pone bobos, a partir de la muerte de dos camaradas empecé a buscar un asidero, para calmar eso que tenía en mi cabeza, que la gente no puede morir y ahí se termina todo. Exploré en el espiritismo y luego, en consulta de la religión Yoruba, quedé asombrada, los caracoles te describen cosas que nadie tiene por qué saber.

-¿Y empezaste a indagar
en ella?
-En mi casa empezamos a vivir experiencias, testimonios de que sí existe… Vivimos en un sitio donde es raro que pase un carro, pasó uno y atropelló a una de mis nietas, tuvo fracturas y duró mucho rato inconsciente, imploramos un milagro a nuestras deidades y la muchacha reaccionó. El santo al que se le preguntó dijo que había que hacerle su ceremonia. La operaron, le drenaron un coágulo, los médicos dijeron que quedó bien, pero que no iba a poder estudiar, que debíamos tener calma.

-¿Qué pasó con ella?
-Hoy en día es la más “pilas” de todas, no vuela porque uno le agarra los pies.

-¿Qué diferencia hay entre una persona común y un santero?
-Cuando a uno le hacen la coronación de santo, cambia automáticamente, y generalmente para bien.

-¿Cómo fue tu cambio?
-En lo personal, muy grande, es como un renacer, es nacer en la santería. Era demasiado sumisa, sobre todo con mi pareja. ¿Decir que me sentía feliz? ¡Nada! Hay personas que se escudan detrás de otras y nunca son ellas. Yo conseguí la felicidad, la paz. Entré como en una nueva comunidad.

-¿Cómo es?
-Los padrinos tienen sus ahijados para toda la vida, están pendiente de su conducta, los aconsejan, es como una familia que va creciendo. En el catolicismo la gente tiene ahijados de agua, de bautizo, y más nunca los ve.

-¿Quiénes son sus padrinos?
Son un sobrino y una sobrina de Alí Primera, además de un cubano que me coronó.

-¿Cómo es esa ceremonia?
-Es secreta, en un cuarto trabajan varios santeros, hay sacerdotes y/o sacerdotisas. A uno le cortan el cabello porque simboliza a un bebé recién nacido y te colocan un nombre nuevo, que el santo escoge para ti.

-¿Por qué se tapan la cabeza?
-Es una simbología, como si la mollera estuviese blanda y a los tres meses endurece, tiene otras connotaciones, podría decirse que es así como los curas se tapan la cabeza.

-¿Y por qué se visten de blanco?
-Es para limpiar, despojar a la persona de todo lo malo que pudiese tener, después de un año es la ceremonia de coronación donde también se utiliza el agua para purificarla y sanarla de cualquier problema que pudiera tener y allí se hace en él o ella la obra y se realiza la ofrenda.

¿Qué significan sus ofrendas?
-Las hacemos con frutas, flores y dulces, y los santos te devuelven en bendiciones la esencia, el aroma, el dulzor.

-¿Sacrifican animales?
– Cuando hay coronación, significa dar vida, se usa agua y sangre, de chiva o chivo y con la carne se hace un manjar del que comen en la celebración, como en la religión católica, donde -como dice la Biblia- se sacrifican liebres y palomas blancas. Aquí no se conoce mucho la santería y se critica. Nosotros pedimos permiso, hacemos una oración, en los mataderos les hacen “trácata” y ni pendiente.

-¿Es cierto que sacrifican niños?
-¡Jamás en la vida, no, por Dios! Eso lo dirá gente que no sabe, tampoco es cierto que uno se bañe con sangre.

-¿Cómo es la ofrenda con
la sangre?
-Se ofrenda como en una taza y se hace por alguna necesidad.

-¿Creen en Dios?
-Primeramente, lo único es que en lenguaje africano es Olofi, de hecho, después de la ceremonia hay que estar siete días encerrado, como lo haría un bebecito, y la primera visita es a la iglesia a pedir bendiciones para todos los días del mundo. Además, siempre les hacemos misa a nuestros antepasados.

-¿Tienen altares en sus casas?
-Tenemos una especie de olla sopera, con dibujos tan secretos que solo los ven los santeros. Pedimos salud, sobre todas las cosas, y prosperidad.

-¿Todos los santeros son
prósperos?
-No les falta nada, a los santeros no les falta nunca el pan.

-¿La ha asustado algún santo?
-No, siempre se manifiestan de manera amigable. Así como en espiritismo se mete, por ejemplo, el ‘Negro Felipe’, aquí también se incorporan en la gente. Mi ángel de la guarda tendría que ser Ochún, pero en mí no se manifiesta de esa manera, como sí lo hacen
mi hija y Eleguá en mi nieta, es maravilloso.

-¿De qué forma los ve el común de la gente?
-Cuando yo me hice santera, una señora se privó de la risa en mi cara y luego fue la primera que llegó a mi casa a pedir ayuda. Ochún le pudo resolver el problema y empezó a recomendarme, yo por eso no voy a molestarme, a quien necesite le abro las puertas.

Instagram