Impreso
  • Con estupor muchas personas en su madrugonazo diario fueron testigos de cómo puede ser ejercida la violencia en todas sus formas, principalmente la mediática, que promueve el odio, la división, busca criminalizar, engañar, desorientar. Viene al caso todo esto porque una supuesta animadora se dedicó a despotricar del diario El Informador. Al rayar el alba comenzaron los ata- ques desmedidos y sin razón. Por cierto que el Papa Francisco en un discurso ante líderes del sindicato nacional de periodistas de Italia, instó a los reporteros a “ir un poco más allá en busca de la verdad” en tiempos donde se cubren noticias las 24 horas. “ La vida de una persona injustamente difamada puede ser destruida para siempre”, advirtió el pontífice. Por muchos ramos que tenga es bueno que se abstenga de ir a la guerra.
  • Productores de gran tradición en el agro venezolano están amenazados desde el alto gobierno con expropiaciones y dejarlos en la calle. Corren el riesgo incluso de ir presos. Todo se debe al “ grave delito” que han cometido en pedir a los jefes de la ya extinta revolución mejores precios para el maíz, arroz, azúcar y otros rubros. Es factible que los acusen de ser agentes del imperio, pagados por la CIA. La amenaza ya les fue lanzada y en forma contundente.
  • Un lote de camiones “ revolucionarios” según dicen participan en un negocio redondo de un reinado regional. Del río Turbio sale la arena que destruye el asfaltado en la vía El Roble. Supuestamente al amparo de ese poder los vehículos ruedan a Puerto Cabello y desde allí en barco se comercializa el producto que trasladan en las islas del Caribe. ¡ San Luis bendito protégenos¡
  • El pueblo se quedó sin el chivo y sin el mecate dicen los viejitos de la Plaza San José. Recogieron los billetes de 100, pero para cobrar el salario los cajeros no dispensaron efectivo. El caso es mayor. Mucha gente este jueves pasó hambre parejo y caminar largos trechos para llegar a sus casas tras culminar sus labores por no tener real para pagar el pasaje. Los bancos no han recibido aún los nuevos billetes según comentan. El desespero y la incertidumbre aumentan.
  • La democracia debe guardarse de dos excesos: el espíritu de desigualdad, que la conduce a la aristocracia, y el espíritu de igualdad extrema, que la conduce al despotismo.(Montesquieu)

 

Instagram