Impreso
Asesino de sacerdote es uno de los fugados de El Manzano

Sucesos | 9:16am | | Wendy Lucena

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VE- Celso Pineda/Dos delincuentes de alta peligrosidad fueron parte de los 31 que le dijeron adiós al Centro Socioeducativo Dr. “Pablo Herrera Campins”, el pasado sábado en la mañana. Ellos son Jordan José Castillo Solano (19), conocido en el bajo mundo criminal como ‘Mono Macuto’; y Víctor José Mendoza Justo (18), apodado ‘El Yeral’. Ambos integran el grupo delincuencial, cuya zona de operaciones comprende Macuto, El Roble, Los Sauces, El Manzano y sectores del sur de Barquisimeto.
Según declaraciones ofrecidas por Orlando Alvarado, director del Servicio de Atención Integral a la Niña, Niño y Adolescente (Saina), 26 de los evadidos son mayores de edad que permanecían recluidos en el área conocida como “Manzanito”, y quienes se encontraban sólo esperando boleta de trasladado hacia los penales del país. Los otros cinco son menores de edad, que permanecían en los sectores A, B y C.

Los reos aprovecharon el despiste de los custodios, motivado a la visita del sábado, para romper un candado y después con una mandarria abrir un boquete en la pared posterior y huir por los lados de una invasión adyacente al penal.
A ‘Mono Macuto’ lo involucran en el homicidio de José Ramón Mendoza (44), párroco de la iglesia San Juan Evangelista, ocurrido el 17 de febrero de 2013, hecho que cometió cuando apenas tenía 15 años de edad. Según declaró a las autoridades Enrique Humberto Colina Fréytez (24), alias ‘El Tico’, cuando fue detenido en el estado Cojedes, también por estar relacionado al asesinato del cura, el adolescente fue quien detonó el revólver calibre 38 contra al padre.
Apenas un mes gozó de libertad Jordan José. Los organismos de seguridad le siguieron los pasos por la muerte del cura hasta que el 24 de marzo la Guardia Nacional lo detuvo en el mismo barrio Macuto. El adolescente en aquella ocasión manifestó a las autoridades haber asesinado al transportista Franklin Vicente Pérez Suárez (46), ocurrida en enero de 2013, en venganza porque su hijo lo habría denunciado como un azote.
En el caso de Yeral, se conoció estaba cumpliendo condena por el delito de robo agravado. Según autoridades del penal, es una de las manos derechas del ‘Mono Macuto’.

Instagram