Impreso
Cecodap: Estado de los Derechos de la Niñez en Venezuela es preocupante

Nacionales | 4:33pm | | Andrés Araya

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VE.- El coordinador general del Programa de Buen Trato de los Centros Comunitarios de Aprendizaje (Cecodap), Carlos Trapani, aseveró que considera preocupante el balance de la situación de los derechos de la niñez en Venezuela.

“La reforma de la Lopna ha sido uno de los peores errores legislativos que ha cometido el parlamento que lejos de fortalecer la institucionalidad pública la debilitó” explicó.

En el Foro A Tiempo, el abogado destacó que en 2016 no se concretó un plan de protección de la infancia, tampoco un plan contra la violencia, no hubo inversión para garantizar los derechos de los niños, el hospital J.M. de Los Ríos no fue fortalecido, el sistema de responsabilidad penal sigue sin datos ni programas y no se han activado mecanismos para garantizar el acceso a los medicamentos.

“En definitiva son los niños los que sufren, esta crisis está afectando de manera directa a los niños y sus familias”.

El también investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Católica Andrés Bello considera que en momentos de crisis las escuelas deben fortalecerse para brindar más protección a los niños.

Destacó que debe implementarse un plan para atajar la violencia en los centros educativos. “Yo no he visto ningún ministros a reconocer que hay un problema de violencia en Venezuela (…) No tenemos datos ni cifras (…) Hay que hacer un reconocimiento sincero de los problemas”.

Al referirse a la reforma curricular, sentenció que, aunque el currículo anterior debe ser revisado, se debe crear un nuevo plan de estudios tras consultar a los docentes, padres y representantes para adecuarlo a la realidad.

Por su parte, Yumildre Castillo, abogada y docente especialista en Derecho a la Familia y el Niño, considera que la reforma curricular debería tomar en consideración impartir educación en valores, en historia de Venezuela y el respeto a los símbolos patrios. “Se debe evaluar que los niños sepan ponderar el tipo de alimentación que deben recibir, cómo debe ser su comportamiento con respecto a sus representantes legales, interrelaciones entre padres, representantes responsables y docentes, garantizar la posibilidad de insertarse en un sistema laboral posteriormente. No es solo hablar de cuántos niños hay en matricula sino si están saliendo realmente preparados para el ambiente laboral”.

 

 

TalCual

Instagram