Impreso
En Mérida fabrican kits para diagnosticar mal de Chagas

Salud | 8:26pm | | Andrés Araya

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VE.- Desde hace más de cuatro meses en la ciudad de Mérida se elaboran los kits para diagnosticar mal de Chagas y Leishmaniasis visceral, enfermedades tropicales que afectan a toda la población de América Latina.

Los kits se elaboran en el laboratorio de Diagnóstico Genético (Diagen) que puso en marcha el gobierno nacional a través del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología (Mppeucyt) con una inversión final de 15.5 millones de bolívares.

Durante su inauguración el pasado mes de agosto, el viceministro para Investigación y Aplicaciones del Conocimiento del Mppeucyt, Guillermo Barreto, destacó que los kits son elaborados con elementos mayoritariamente venezolanos.

Dijo que tras nueve años de investigaciones realizadas en la Universidad de Los Andes (ULA) por docentes y estudiantes sobre las enfermedades tropicales y su incidencia en la población, se consolidó el proyecto del laboratorio.

Hasta el pasado mes de agosto, el kit que existía en Venezuela para diagnosticar mal de Chagas y Leishmaniasis visceral era importado y en el mismo se invertían 2 millones de dólares anuales.

Con el funcionamiento del Diagen el costo de importación del kit se reduce considerablemente, dado que el mismo ahora se elabora en Mérida a precios muchos más económicos, con material de mejor calidad y termina siendo un producto de la propia investigación y talento de estudiantes y científicos venezolanos.

Por ahora, los kits son distribuidos en el sistema nacional de salud y a medida que se produzcan más cantidades, los mismos serán introducidos al sistema privado de salud, donde cualquier ciudadano puede acudir a hacerse las pruebas para diagnosticar estas enfermedades, de las cuales Barreto señaló que tienen mucho que ver con problemas cardiacos.

6 de cada 100 personas tienen la enfermedad

A decir de Juan Luis Concepción, profesor titular de la Facultad de Ciencias de la ULA, coordinador del laboratorio de Enzimología de Parásitos y director del Centro de Ingeniería Genética de la ULA, en Venezuela de cada 100 personas 6 padecen de mal de Chagas.

De esas 6 personas, el 30%, es decir, entre 2 o 3, tienen problemas de insuficiencia cardiaca y arritmias, producidas por el mal de Chagas.

Concepción destacó la importancia del laboratorio porque permite detectar una enfermedad que realmente genera un problema y pérdidas económicas para el país, “porque una persona con insuficiencia cardiaca no puede trabajar, ni ser productiva”.

El profesor Juan Luis Concepción, quien recientemente ganó el premio nacional de Ciencia y Tecnología, dijo que al laboratorio de la ULA llegan al año más de 3 mil 500 personas para hacerse la prueba.

Acotó que esas personas son remitidas por cardiólogos no sólo de Mérida sino de entidades vecinas como Trujillo, Táchira, Barinas y hasta del Norte de Santander, Cúcuta, Colombia.

El Diagen, que además cuenta con el apoyo del Parque Tecnológico de Mérida, dependencia de la ULA, genera 8 empleos directos 25 indirectos y del mismo se beneficiarán más de 300 mil personas.

 

 

EL UNIVERSAL

Instagram