Impreso
Cardenales rechaza comentarios del Zulia: “No podemos ser fanáticos”

Deportes | 2:14pm | | Andrés Araya

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VE.- Luego que Luis Rodolfo Machado expresara que “Cardenales de Lara armara una cómica porque estaban asustados”, el alto mando de los crepusculares expresó su rechazo a esas declaraciones.

También en el programa radial El Infield, Humberto Oropeza, presidente de los larenses, aseguró que los directivos no pueden tomar actitudes de aficionados. “Si tomamos la posición de un fanático y le dejamos la culpa a los demás, ¿qué podemos esperar del resto?”.

Oropeza hizo énfasis en los comentarios que colocaron a Luis Dorante como principal responsable de las acciones de violencia. “No es serio decir que tal persona estaba incitando o que el otro tenía miedo, porque no me consta y no estaba ahí”, expresó el directivo.

Sobre las medidas que tomó la LVBP de posponer el encuentro, Oropeza afirmó que Cardenales acepta la decisión, aunque no la comparta. “Si no se aplican las condiciones de campeonato, eso es responsabilidad de quién toma las decisiones”, agregó. “Fue una decisión salomónica y la vamos a acatar”.

Humberto Oropeza rechazó repetidamente que Lara se retirara del encuentro por “estar asustados”, sino porque el ambiente no se prestaba para jugar. “Todos vieron lo que sucedió”, inició en el relato. “Nuestros jardineros no querían estar cerca de los aficionados porque pensaban que le iban a lanzar algo”.

En especial Paulo Orlando, que se rehusó en ir al jardín central. “Nos dijo que no quería jugar. No deseaba poner en riesgo su carrera ante la posibilidad que le pegara un objeto. Tenía razón y por eso decidimos retirar a nuestros jugadores”.

Ya con el juego pospuesto, Cardenales de Lara siguió sufriendo ataques por parte de los aficionados. “Cuando el autobús se iba del estadio, la policía tuvo que disparar tres veces para despejar un grupo que estaba interfiriendo”, aseveró Humberto Oropeza.
¿Acción de Jairo Pérez? “Fue un hecho aislado”
Sobre el vídeo que está en las redes sociales y que enseñan a Jairo Pérez lanzando arena al público, Humberto Oropeza declaró que no aprueba la acción de su jugador.

“No lo justifico ni digo que esté bien, pero fue su respuesta a los continuos ataque”, explicó Humberto Oropeza. “Nadie estaba incitando a la violencia, fue su reacción nada más”.

Pero recordó que “fue un hecho aislado” y que no tuvo ninguna consecuencia. “Eso no provocó ninguna pelea o que la gente se lanzara al estadio a pelear. Antes de eso ya se había desencadenado todo”.

El directivo aseguró que podría “haber una investigación, y si los jugadores de Cardenales tuvieron una acción negativa, merecen una suspensión también”, concluyó.

 

Meridiano

Instagram