Impreso
Polaca muere apuñalada en congregación católica en Bolivia

Internacionales | 4:15pm | | Andrés Araya

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VE.- Una voluntaria polaca de 25 años fue asesinada de cuatro puñaladas en una casa de su congregación en la ciudad boliviana de Cochabamba, informaron el miércoles la Iglesia católica y la policía.

Helena Kmiec, que estudiaba ingeniería química en su país, había llegado a Bolivia el 9 de enero para hacer su voluntariado en la congregación Siervas de la Madre de Dios de monjas polacas.

“La casa donde fue asesinada es una guardería de niños que tenía la seguridad respectiva. Ella estaba descansado en su dormitorio cuando fue atacada”, informó a The Associated Press el padre Fernando Carrillo, delegado episcopal de comunicación en Cochabamba, unos 280 kilómetros al este de La Paz.

El cuerpo de la joven fue encontrado la víspera en su dormitorio con “heridas punzocortantes a la altura de la mano, del brazo, del cuello y tórax”, informó a AP Gualberto Díaz, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen en Cochabamba.

La fiscal que atiende el caso, Lucy Mejía, explicó que la joven murió de un “choque hipovolémico, hemorragia interna y externa por laceración de ventrículo”.

Agregó que dos sospechosos fueron detenidos y que se encuentran bajo investigación.

La policía maneja dos hipótesis: que la joven trató de impedir un robo o que quienes entraron a la casa tenían interés en ella.

La cónsul honoraria de Polonia en La Paz, Esther Salzman, dijo a AP que “vamos hacer lo que sea necesario para encontrar justicia en esta tragedia”.

 

 

AP

Instagram